Para el gobierno de Petro, debe ser un imperativo que, el precio a los usuarios de servicios públicos y consumidores de combustibles-motor, deben corresponder racionalmente, con los costos reales de producción, trasiego, comercialización y ganancia regulada Servicios públicos, régimen tarifario, costo y precio de combustibles tvnoticiascol www.tvnoticias.com.co

Servicios públicos, régimen tarifario, costo y precio de combustibles

Actualidad Columnistas

Por Marcos Silva Martinez.

Para el gobierno de Petro, debe ser un imperativo que, el precio a los usuarios de  servicios públicos y consumidores  de combustibles-motor, deben corresponder racionalmente, con los costos reales de producción, trasiego, comercialización y ganancia regulada.

Los abusos de los prestadores de servicios y proveedores y las protestas y denuncias ciudadanas, especialmente en la costa y la presencia y actuaciones del nuevo gobierno, con su valiente Ministra de Minas y Energía, propiciaron el debate, sobre costos y calidad de servicios públicos y combustibles.

Le puede interesar: Conflicto socioeconómico-político y perspectivas de cambio 

El debate del martes 13 de septiembre, en  Plenaria Senado-Cámara, dio la oportunidad de conocer  detalles de las causas injustificadas de los altos costos de los servicios público al usuario, que crecen exponencialmente, por encima de los índices de costos de la canasta básica familiar, en particular los de energía eléctrica, con diferencias protuberantes entre departamentos y sobre inconsistencias y anarquía en la industria petrolera y precios de combustibles. 

El estado creó organismos oficiales, desde hace años, supuestamente para que supervisen y controlen, los costos de los servicios públicos al consumidor final. La CRA y la CREG. Los resultados no corresponden al objeto de su existencia.

De interés: Inseguridad

Hay caos y anarquía en mantenimiento, operación, administración y comercialización de productos, en las empresas oficiales de servicios públicos y tolerancia y complicidad institucional en las empresas privadas, prestadoras de servicios públicos similar que en Ecopetrol.      

La CRA, Comisión de Regulación  Agua Potable y Servicios Básicos. La CREG, Comisión de Regulación de Energía y Gas.

El detonante del debate  Senado-Cámara: exorbitantes costos de servicios públicos e irresponsabilidad institucional. El  incremento de costos de los servicios domiciliarios de energía domiciliara mes por mes, pésima calidad del servicio, especialmente en los departamentos costeños, extensible a toda la nación, comprobable por  cualquier usuario, si revisa el costo por Kilowatio/h, en su factura, entre enero y enero de los dos últimos años.

Leer: Conejo de EnEl Colombia al Huila

De acuerdo con informaciones del debate/Congreso, en la costa se presentaron incrementos superiores al 50% anual. 

Es oportuno y pertinente, señalar que la generación eléctrica,  en Colombia,  esta dominada absolutamente por seis empresas. Solo  una es pública, EPM con el 25%, de la generación nacional. Las otras cinco son multinacionales extranjeras. Las jugosas utilidades van a depósitos de sus matrices internacionales.   

Por el debate en el Congreso, supimos que las utilidades de esas 6 generadoras, en el Último año fue cercano a  $6 billones y que por el sistema de venta al por mayor de ese producto, ellas son las que definen, lo que corresponde al apetito del negocio. La CREG, luce como invitado de piedra, se puede concluir, por sus resultados y por obvias razones.

Le puede interesar: Colombia: Democracia de papel realidades incógnitas y perspectivas

El debate resultó oportuno y es consecuencia del actuar del nuevo gobierno. Permiten conocerse minucias de la problemática del ejercicio del poder público, siempre  a favor de círculos económicos exclusivos y al capital transnacional. Esto ha ocurrido desde hace más de doscientos años, en Colombia. Y genera la oportunidad para tomar decisiones,  para  verificar y corroborar, que es efectivo el favoritismo del poder público a favor de sus aliados y usufructuarios. Y  las mayorías colombianas, pueden comprobar    que el modelo económico-social y político, que impusieron a Colombia, con la anuencia y complicidad de los gobernantes de siempre, se caracteriza por garantizar la acumulación de capital y la riqueza, en pocas manos, privatizar lo público a favor de pocos propietario privados y que los dueños del poder económico, disponen de condiciones para direccionar políticas de estado, siempre favorables a las protección del capital, en general.

Recordemos que la profundización del modelo neoliberal se inició con la aprobación del recetario del Consenso de Washington, en 1989 y se efectivizó en, en Colombia con los gobiernos de Gaviria, Samper y  Pastrana y se agudizó con los periodos de gobierno del diabólico Uribe Vélez, periodos en que se consagró la privatización de la salud, la educación y privatizaron o fusionaron, más de 500 empresas públicas y/o mixtas, a favor del negocio privado.

De interés: En la mitad del incremento

Con relación la producción y  precios de combustibles, se debe saber, que Colombia dispone de dos refinerías: Reficar-Cartagena y Barrancabermeja. Recodemos que Reficar, se conoce más, por haberse convertido en foco de corrupción y saqueo de recursos públicos, que costó más del doble de lo presupuestado, que entró en operación en 2015, con rendimiento de 76% y producción de 129.000Bd, de gasolina y diésel. Que  para mejorar rendimiento y calidad, fue necesario optimizarla. Ocurrió  entre 2019 y 2021. Hoy  cuenta con rendimiento del 96% y procesa 200.000bd de crudo y puede producir 170.000bd, de gasolina y diésel, más otros derivados comerciales y desechos. 

Sus especificaciones de diseño y construcción, solo permiten procesar/refinar crudos pesados y ultra pesados y por ello, debe importar crudos diariamente. Refinería de Barrancabermeja: esta en proceso de modernización y optimización, para dotarla de capacidad de procesamiento, para 225.000 Barriles/día de crudo, 2019-2024.

Leer: Subida del dólar: efectos

Lo expresado sobre rendimientos y estado de las dos refinerías colombianas, explican por qué, Colombia no dispone, hoy, de autosuficiencia de producción de combustibles para su consumo interno, y por lo tanto tiene que importar, alrededor del 60%, del consumo nacional, que ya superó los 315.000 barriles diarios.

En el primer semestre del 2022, la demanda-consumo nacional, demandó  importación de combustibles por U$4.445 millones de dólares (portafolio 16 -8-2022), equivalente aproximado de $20 billones de pesos, al cambio promedio del semestre.

Le puede interesar: Desigualdad social e inequidad económica

La importación de combustibles la hacen las multinacionales distribuidoras mayoristas de combustibles en Colombia. Lo compran a precio internacional o lo refinan ellas, si disponen de medios y cobran el  subsidio a los combustibles. Ahí comienza el entramado del negocio del petróleo-combustibles y la manipulación de cifras. 

La producción de crudo nacional no supera los 750.000 barriles diarios. El  costo de producción, en Colombia,  esta alrededor de U$38/por barril. Esta entre los mayores costos por barril de las naciones productoras de crudo. Arabia Saudita y Rusia, alrededor de U$8/Barril y U$8 refinación barril. Se requiere investigación inmediata.

De interés: Tratado de libre comercio

El  costos de refinación nacional,  debe ser auditado, para verificar sus componentes y justificación. El proceso de refinación, no solo produce combustibles. Produce otros derivados, en consecuencia para producir, 315.000 barriles/día, para el consumo nacional, deben procesar alrededor de 500.000 barriles/día de crudo. Y entonces los ingresos de Ecopetrol por exportación de crudo, se minimizan.

Los costos de producción colombiana son altos porque un alto porcentaje proviene de posos residuales y transporte por carretera. Es hecho que demanda análisis de costos totales, por barril puesto en planta refinadora. Alrededor de la industria del petróleo, hay mucha tela que cortar, partiendo de los exorbitantes salarios de directivos.

Leer: Desafíos y oportunidades

De diversas formas  se pueden camuflan los resultados de Ecopetrol, para que  los burócratas y oportunistas de la Asociación del Petróleo y  el burócrata Francisco Lloreda, pantallé con la noticia de utilidades por $24 billones, anuales, del negocio.

El debate del Congreso y la visión del nuevo gobierno y su ministra de minas y energía, pueden justificar la intervención de Ecopetrol y auditaje a profundidad.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + diez =