Ahora estamos frente al diálogo ciudadano gracias a las “redes sociales”, pues con este mecanismo de intercambio, se puso fin al monólogo y la propiedad de la palabra en los grandes medios, para trasladar a la red la tertulia de las tiendas y las esquinas En otros tiempos la información consistía en un monólogo entre los medios de comunicación (prensa – radio – tv) y el ciudadano. Igual que entones, la manipulación mediática de los grandes medios dueños de la palabra, cautivaban al espectador con un bombardeo de informaciones de todo tipo, con el propósito e inclinar la aguja electoral en un sentido u otro. Aunque podríamos decir que eran más éticos Redes Sociales vs Hegemonía Uribe Petro tvnoticiascol www.tvnoticias.com.co

Redes Sociales vs Hegemonía

Actualidad Columnistas

Por Álvaro de Jesús Forero Salazar (Tomado de Las2orillas).

En otros tiempos la información consistía en un monólogo entre los medios de comunicación (prensa – radio – tv) y el ciudadano. Igual que entones, la manipulación mediática de los grandes medios dueños de la palabra, cautivaban al espectador con un bombardeo de informaciones de todo tipo, con el propósito e inclinar la aguja electoral en un sentido u otro. Aunque podríamos decir que eran más éticos.

Ahora estamos frente al diálogo ciudadano gracias a las “redes sociales”, pues con este mecanismo de intercambio, se puso fin al monólogo y la propiedad de la palabra en los grandes medios, para trasladar a la red la tertulia de las tiendas y las esquinas.

Puede interesar: La polarización de los medios de comunicación

Aunque los grandes medios luchan por mantener la hegemonía de la información, la ciudadanía les responde en sus propias plataformas, y lo ocultable se convirtió en inocultable.

El ciudadano de redes, aunque gracias al medio tiene acceso a informarse desde diferentes fuentes, sucumbe con mucha facilidad a la guerra mediática y los memes; porque no acostumbra a leer más de 20 segundos.

Se queda en el titular y rara vez pasa al contenido, y si pasa es raro que trate de investigar de fuentes confiables, para comprobar si lo que lee es cierto o es falso, o lo que es peor aún, es una mezcla de las dos, haciendo más difícil de detectar la verdad.

De interés: La pandemia: ¿Una oportunidad para la crisis de los medios y el periodismo?

En otras palabras, las bondades de interactuar sin límite de tiempo y lugar pueden llevar a informarse y una cultura mayor entre los internautas, también, la avalancha de desinformación es igual o más creciente que el contenido veraz.

¿Quiénes aprovechan esto? Los políticos que prefieren recurrir a los fake news o la posverdad (mentiras emotivas) para cautivar a un amplio público ingenuo y perezoso de investigar. Por esto se hace tan popular la guerra de memes y facilita el trabajo de las bodegas encargadas de difundir mentiras y difamaciones.

En este caso, entre lo que propone Uribe y lo que propone Petro tiene grandes similitudes en el sentido de lograr paz, pero entre “amnistía general” y “perdón social” hay una gran diferencia.

Leer: Periodistas en desamparo

Una amnistía genera dar por cerrados procesos jurídicos y penales, dentro de algunos términos y condiciones que la reglamenten.

Un perdón social, significa oportunidad de resocialización y reconciliación entre los diversos actores y afectados directa o indirectamente, y en ningún caso implica cesación alguna de procesos jurídicos ni impunidad.

En otras palabras, aunque en dos extremos y variaciones de propuesta, ambos se acercan en la misma intención y es, lograr pacificar a Colombia.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 5 =