Por Eduardo Gutiérrez Arias. La revista Semana, creada por Alberto Lleras Camargo en 1946 y refundada en 1982 por Felipe López Caballero, fue un modelo de periodismo independiente, objetivo y veraz, con análisis críticos de la realidad nacional e internacional en los campos político, económico, social y cultural, gozando del privilegio de contar entre sus colaboradores con algunos de los mejores periodistas, intelectuales y escritores del país, permitiéndole ser durante un largo tiempo uno de los medios de comunicación más influyentes de la nación. Que tristeza con Semana Neiva HUila COlombia www.tvnoticias.com.co

Que tristeza con Semana

Actualidad Columnistas
Eduardo Gutiérrez Arias Neiva Huila Colombia columna de opinión situación global actualidad www.tvnoticias.com.co

Por Eduardo Gutiérrez Arias.

La revista Semana, creada por Alberto Lleras Camargo en 1946 y refundada en 1982 por Felipe López Caballero, fue un modelo de periodismo independiente, objetivo y veraz, con análisis críticos de la realidad nacional e internacional en los campos político, económico, social y cultural, gozando del privilegio de contar entre sus colaboradores con algunos de los mejores periodistas, intelectuales y escritores del país, permitiéndole ser durante un largo tiempo uno de los medios de comunicación más influyentes de la nación. Pero en los últimos años, a medida que cambió la composición accionaria de la empresa propietaria de la revista y que la familia Gilinski se fue convirtiendo en la socia mayoritaria de la misma, el grupo de columnistas y redactores de lujo con que contaba, fue reemplazado por gacetilleros de oficios, prestos a recibir las ordenes de los dueños, matriculados en la más rancia y radical derecha Colombiana, hasta convertirla en un pasquín neofascista, como fácilmente puede observarse en el último número, (el 2030 del 11 al 18 de abril de 2021) al dedicar las primeras 10 páginas de esta edición (incluida la portada) a propalar toda clase de infamias y leyendas delincuenciales contra dos testigos claves en el juicio a Álvaro Uribe por soborno y fraude procesal, Juan Guillermo Monsalve y Deyanira Gómez, el primero, un ex paramilitar hijo del administrador de la hacienda Guacharacas del expresidente Uribe, condenado a 40 años de prisión.

La segunda testigo es una médica que tuvo una relación amorosa con Monsalve, de la cual tienen un hijo. A lo que si no hace mención la revista es a que casi todos los testigos a favor del expresidente son delincuentes y narcotraficantes quienes purgan en las cárceles colombianas penas que sumadas llegan a 135 años de prisión.

Hoy cuando todos los grandes medios informativos del país, en manos de los principales conglomerados económicos, dedican la mayoría de sus programas a defender el uribismo y el gobierno de Duque, cuanta falta le hace al resto de la sociedad colombiana la presencia de una revista caracterizada por la objetividad, la ponderación en sus contenidos y la búsqueda de la verdad como lo fueron Semana hasta el momento en que la familia Gilinski se apoderó de ella y  Alternativa, la revista creada por nuestro nobel de literatura Gabriel García Márquez junto con Enrique Santos, Antonio Caballero y otros y cuya existencia se prolongó entre los años 1974 y 1980.

El periodismo independiente y libre debería unir esfuerzos para crear la revista veraz y objetivo que la democracia colombiana necesita.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 1 =