El incremento de la inconformidad ciudadana sigue en aumento en regiones como el Huila, donde este 5 de mayo, a las protestas que comenzaron el 28 de abril, se asuman la movilización indígena, el paro de transportadores de cargas y el del sector agropecuario. La causa que generó el descontento general, que data del 2019, cuando el Poder Central, se negó a escuchar a los voceros de la comunidad, no ha desaparecido, simplemente tuvo suspensión por efectos del COVID-19, época que aprovechó el Legislativo Nacional para imponer sus caprichos, y pensó que por la pandemia la comunidad no saldría a la protesta colectiva. Parálisis oficial por movilizaciones - www.tvnoticias.com.co Neiva Rivera Huila Colombia

Parálisis oficial por movilizaciones

Actualidad Lo que hace la gente

El incremento de la inconformidad ciudadana sigue en aumento en regiones como el Huila, donde este 5 de mayo, a las protestas que comenzaron el 28 de abril, se asuman la movilización indígena, el paro de transportadores de cargas y el del sector agropecuario.

El incremento de la inconformidad ciudadana sigue en aumento en regiones como el Huila, donde este 5 de mayo, a las protestas que comenzaron el 28 de abril, se asuman la movilización indígena, el paro de transportadores de cargas y el del sector agropecuario. La causa que generó el descontento general, que data del 2019, cuando el Poder Central, se negó a escuchar a los voceros de la comunidad, no ha desaparecido, simplemente tuvo suspensión por efectos del COVID-19, época que aprovechó el Legislativo Nacional para imponer sus caprichos, y pensó que por la pandemia la comunidad no saldría a la protesta colectiva. Parálisis oficial por movilizaciones - www.tvnoticias.com.co Neiva Rivera Huila Colombia
Las causas que motivaron la protesta generalizada en el país, no desaparecen, lo que permita que las manifestaciones no cesen. Un ejemplo es el velatón realizado en la noche del martes 04 de mayo en Rivera – Huila. Foto: Mauro Pérez (Tomada del perfil del Facebook).

La causa que generó el descontento general, que data del 2019, cuando el Poder Central, se negó a escuchar a los voceros de la comunidad, no ha desaparecido, simplemente tuvo suspensión por efectos del COVID-19, época que aprovechó el Legislativo Nacional para imponer sus caprichos, y pensó que por la pandemia la comunidad no saldría a la protesta colectiva.

Al mediar la primera semana de mayo, la situación nacional está fuera de control, y la única respuesta del Ejecutivo.

Suspensión

El Gobierno del Huila dispuso suspender la atención al público, en todas sus dependencias durante el miércoles 5 de mayo, con lo que reduce afectación para la amplia nómina  de empleados y asesores  en las dependencias oficiales.

El texto revela:

Puntos de vista  

Frente a la situación nacional muchos son las voces que se escucharon el comenzar el quinto mes del año.

Alirio Ríos Osorio

“La derrota del presidente Duque ha sido total he irredimible.

Su tozudez ha sido muy dañina para Colombia, para el Gobierno, y para Él mismo. No exageramos si decimos que el país, en su inmensa mayoría, lo detesta.

¿Qué señales dio el Presidente al anunciar el retiro del proyecto de reforma Tributaria? Pues nada menos que insinuar que, la modificación tendiente a gravar a los sectores más ricos será transitoria. O sea que continúa empeñado en gobernar en favor de los más ricos y, en consecuencia, tirando migajas a los más pobres.

Una demostración de que Duque cambiará, en alguna medida, el rumbo de su gobierno será la renuncia inmediata de suministro de Carrasquilla, como en efecto se hizo. Ahora, habrá que ver cómo el expresidente Uribe, patrón indiscutible del Centro Democrático le cobrará a Duque el desplante de no acatar sus directrices, (órdenes) en el trance del paro nacional.

Amanecerá y veremos”

Alejandro Cabrera Villamil

Siempre he creído que, después de las grandes crisis vienen las grandes transformaciones.

En esta oportunidad, cuando nuestra frágil democracia hace agua por todos lados, fruto de la irresponsabilidad y la mala fe de nuestra clase política y donde después de varias décadas dedicados al saqueo de las arcas del Estado éstas se encuentran en crisis, hemos llegado a un punto de no retorno donde nadie quiere más de lo mismo, ni podemos continuar eligiendo a aquellos que nos han llevado a este estado de postración y a esta crisis institucional.

Oír a personajes funestos como Cesar Gaviria vociferando y amenazando después de haberlo visto negociando con los sucesivos gobiernos y lucrándose gracias a su poder político, produce náuseas. Son oportunistas que a medida que crecen las dificultades, mejoran su posición para después negociar ventajosamente.

Igual ocurre con todos los personajillos de la avifauna política. A nivel regional, ni se diga. Ahora todos los parlamentarios huilenses son enemigos de la Reforma Tributaria, pero ninguno ha renunciado a sus privilegios ni a seguir abusando del erario con su ejército de Toyotas, guardaespaldas, choferes, viáticos, celulares, UTLs, y al alza abusiva del salario que tanto molestó a los colombianos.

Si nos exigen apretarnos el cinturón, los primeros que deben dar ejemplo son los parlamentarios y la burocracia parásita que conforma la estructura del Estado.

En momentos como el actual no podemos seguirles sosteniendo su tren de vida desenfrenado ni su capacidad para enriquecerse con lo que encuentran en el camino.

Otros que tienen que enmendar la plana son los integrantes del poder judicial. Buena parte de la culpa de este desmangurre lo tienen quienes en vez de castigar severamente a los delincuentes empezando por los de cuello blanco, les aplican las penas mínimas y con el argumento de que no son un peligro para la sociedad los envían tranquilamente para su casa.

Yo me pregunto si no es un verdadero peligro para la sociedad quien se roba miles de millones de la salud o de la comida de los niños o de las obras públicas que tanto necesitamos los colombianos para salir del subdesarrollo y por ende de la pobreza. Aquí hay mucha tela para cortar y creo que llegó el momento para empezar a hacerlo. Feliz encierro”.

María Leonor Valencia

“Pareciera que los asesores del Gobierno fueran producto de esos estudiantes que pasaron los años haciendo copias en tareas, trabajos y exámenes. ¿Cómo es posible que no tengan la capacidad suficiente para leer la situación social del país y proyectar alternativas de solución antes que atropellar?”

Desde el exterior

Retirar apoyo militar a Colombia

El incremento de la inconformidad ciudadana sigue en aumento en regiones como el Huila, donde  este 5 de mayo, a las protestas que comenzaron el 28 de abril, se asuman la movilización indígena, el paro de transportadores de cargas y el del sector agropecuario. La causa que generó el descontento general, que data del 2019, cuando el Poder Central, se negó a escuchar a los voceros de la comunidad, no ha desaparecido, simplemente tuvo suspensión por efectos del COVID-19, época que aprovechó el Legislativo Nacional para imponer sus caprichos, y pensó que por la pandemia la comunidad no saldría a la protesta colectiva. Parálisis oficial por movilizaciones - www.tvnoticias.com.co Neiva Rivera Huila Colombia
Representante demócrata Gregory Meeks. Foto: Tomada de France24.

El representante demócrata Gregory Meeks, que preside la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, expresó su preocupación por la situación en Colombia y “la brutal respuesta de la Policía Nacional y el ESMAD a las protestas en el país”. 

A través de su cuenta de Twitter, Meeks dijo estar “particularmente alarmado por los acontecimientos en Cali y pido al presidente Iván Duque disminuir la violencia y dejar claro que el uso excesivo de la fuerza es imperdonable”. 

Pero además, dijo que es necesario e “imperativo que la Ley Leahy de Estados Unidos se aplique plenamente, ya que dejamos claro que Estados Unidos no apoyará a las fuerzas de seguridad involucradas en graves violaciones de derechos humanos”. 

La ley Leahy, una ley promovida en los años 90 por el senador demócrata Patrick Leahy, indica que Estados Unidos no debe proporcionar asistencia militar extranjera si hay información creíble de que hay violaciones graves de los derechos humanos.

Apoyando ese llamado de la Comisión de Asuntos exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos,la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) ha dicho que “hasta que haya garantías más claras de derechos humanos, Estados Unidos debe suspender todas las ventas de equipos, capacitación y servicios de control de multitudes a la ESMAD de Colombia”.

Más temprano, desde Ginebra, la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos denunció también que los cuerpos de seguridad colombianos han ejercido un “excesivo uso de la fuerza” durante la ola de protestas que vive el país y pidió calma de cara a la convocatoria de manifestaciones para el próximo 5 de mayo. 

A la par con la ONU, la Unión Europea (UE) condenó la violencia de las fuerzas de seguridad de Colombia contra los manifestantes que protestan por la ya retirada reforma tributaria del Gobierno y pidió que se lleve ante la justicia a los responsables de la represión. 

Fuente: Sistema Integrado de Información con EFE.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − dos =