La marcha del silencio organizada por dirigentes políticos, y que convocó a los empresarios de los centros urbanos de la región andina colombiana, el martes 25 de mayo, se cumplió sin el silencio que pregonaron sus voceros, dado que los participantes abogaron, a voz en cuello, por El Paro Cívico Nacional sin taponamiento de vías. La convocatoria, que duró varias semanas en organizarse, empleando comunicación interna a través de voceros políticos y trasmitida a empresarios de regiones como el Huila, consiguió el objetivo: mostrar una fuerza disonante a la protesta y de apoyo al Poder Ejecutivo. No muy silenciosos - www.tvnoticias.com.co

No muy silenciosos

Actualidad Lo que hace la gente

La marcha del silencio organizada por dirigentes políticos, y que convocó a los empresarios de los centros urbanos de la región andina colombiana, el martes 25 de mayo, se cumplió sin el silencio que pregonaron sus voceros, dado que los participantes abogaron, a voz en cuello, por El Paro Cívico Nacional sin taponamiento de vías.

La convocatoria, que duró varias semanas en organizarse, empleando comunicación interna a través de voceros políticos y trasmitida a empresarios de regiones como el Huila, consiguió el objetivo: mostrar una fuerza disonante a la protesta y de apoyo al Poder Ejecutivo.

En poblaciones del Huila como Neiva, los participantes que recibieron tanto camisetas y banderines blancos como afiches previamente preparados con la misma leyenda, exhibieron pancartas mientras al caminar gritaban “paro sin obstrucción de vías”

Las pocas personas que hablaron con periodistas señalaron el rotundo desacuerdo con el taponamiento de vías, porque impide comercializar productos básicos en la manutención de la población urbana.

Leer: ONU y UE condenan violencia en Colombia

Pese al reto que se tendía, no se registró confrontación de ninguna naturaleza y en el parque Santander de la capital Huilense, por ejemplo, concurrió tanto el Obispo de la Diócesis de Neiva, máximo Jerarca de la Iglesia Católica Apostólica y Romana como el Gobernador del Departamento, cabeza visible de la autoridad civil en la región.

Los empresarios del Huila como del resto del país, se cuidaron muy bien de dotar a sus empleados y familiares del atuendo blanco, para caracterizarse en la presentación, cumpliendo la directriz de los organizadores de la marcha.

Algunos observadores recordaron el parecido con las marchas pro – gobierno y oposición en Caracas, capital de Venezuela.

La protesta continua

La marcha del silencio no opaca la protesta nacional que comenzó el 28 de abril y que, con la obstaculización de las vías, ha conseguido hacer sentir a toda la sociedad, el reclamo de la población civil y por consiguiente el efecto del movimiento, que ya registra más de medio centenar de muertos, más de medio millar de desaparecidos y un millar de lesionados graves.

Llama la atención que la marcha coincidiera con el debate sobre censura al ministro del Interior, que se cumple en el Congreso y a la negativa del Ejecutivo Nacional para que una delegación especial d La Comisión Internacional de Derechos Humanos, entrara al país a conocer aspectos relacionados con graves denuncias efectuadas en las últimas 3 semanas, por excesos de la fuerza pública.

Vendedor

En la marcha del silencio, llamó la atención la presencia de humilde vendedor de agua , quien repitió hasta el cansancio, la voz pregonada por los manifestantes y pese al calor ambiental, no logró conseguir la compra de una sola bolsa de agua, porque los manifestantes le restaron toda importancia al aguerrido participante.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =