Minga por la Ruta 45

Actualidad Lo que hace la gente

Dirigentes del sur del Huila darán un ultimátum al Gobierno Nacional para que tome decisiones en torno a las obras de la ruta 45 ante el pésimo estado de conservación que presenta el tramo, Neiva-Mocoa

Cansados de los falsos anuncios, promesas incumplidas y desidia, dirigentes del sur del departamento del Huila se unieron para exigir del Gobierno Nacional que defina de una vez por todas la suerte del contrato de concesión 012 de 2015, suscrito con la firma Aliadas para el Progreso para la construcción de obras en el tramo vial Neiva-Santana-Mocoa.

Luego de 5 años de suspensión de las obras por parte de la firma contratista y de muchos anuncios incumplidos del gobierno sobre la reactivación de los trabajos, (el propio presidente Duque dijo el año pasado en Pitalito que ya estaba lista sesión del contrato a una firma China) la dirigencia, los transportadores y líderes de la región no aguantaron más y decidieron actuar tratando de llamar la atención del alto gobierno.

Una de las primeras acciones fue el plantón realizado en el municipio de Timaná, donde se interrumpió el tránsito vehicular por lapsos de 15 minutos cada hora, y la organización de un comité que llevará la vocería de la región, se busca hacer que las obras se reinicien y los millonarios recursos destinados para su realización no sigan yendo a parar a los bolsillos de los concesionarios que aún se usufructúan a pasar del incumplimiento.

Ultimátum

Los líderes surhuilenses no están dispuestos a que el Gobierno Nacional se siga burlando de los habitantes del sur colombiano, por lo que este 3 de noviembre esperan respuestas positivas por parte del director, cuando se anuncian respuestas positivas por parte de La Agencia Nacional de Inversiones- ANI-, concretarán las acciones a seguir para presionar la ejecución de las obras tal como fueron definidas en 2015 con la malograda Aliadas para el Progreso.

“Vamos a agotar las acciones administrativas y legales para solicitar que se continúe con el proceso de sesión del contrato y se garantice la terminación de las obras, pero si no encontramos eco y respuestas positivas, desde ya estamos convocando a desobediencia civil y otras acciones de hecho para hacernos sentir ante el gobierno central” dijo el ex alcalde de Elías, Juan diego Trujillo, uno de los gestores del movimiento.

Entra las acciones inmediatas definidas en la reunión cumplida este sábado 24 de octubre en Pitalito están la redacción de un derecho de petición y una acción popular como herramientas de presión ante las entidades el estadio responsable del mantenimiento de las vías nacionales.

Para la dirigencia comprometida con este movimiento de protesta, la ciudadanía del sur colombiano, junto con sus autoridades locales debe tomar acciones concretas para hacer cumplir sus derechos, pues esta demostrado que no existe ningún interés por parte del gobierno, incluyendo a los congresistas de la región, para mejorar la condición de la vía.

De no tener un verdadero compromiso por parte del gobierno este 3 de noviembre, cuando aspiran reunirse con el director generar de la ANIA  en Neiva,  se tomará acciones como la desobediencia civil para que ningún transportador  pague los peajes ubicados en el departamento del Huila y la toma de dichos centros de recaudo en Altamira y Los Cauchos con un plan tortuga en el que se espera participen  los transportadores y dirigentes cívicos delos departamentos  del Huila, Caquetá y Putumayo.

El proyecto

Es un proyecto de construcción e la vía Neiva – Santana corresponde a la segunda ola de las Autopistas de Cuarta Generación (4G), que tiene una extensión de 456 kilómetros, y es considerado como un corredor fundamental para la movilización de pasajeros y carga desde el sur de Colombia, hacia el centro del país y la Costa Caribe.

La parte a intervenir tiene  longitud de 447 kilómetros, 22 kilómetros de doble calzada entre Neiva y Campoalegre; variantes en los municipios de Campoalegre, Hobo, Gigante, Timaná y Mocoa; construcción de 1,97 kilómetros en nuevos viaductos; ampliación a un tercer carril entre Hobo y Gigante de 5,2 kilómetros de extensión; el mejoramiento de las curvas en el sitio Pericongo; la construcción de un falso túnel de 390 metros en la vía Pitalito Norte-Garzón; 2 falsos túneles de 90 metros cada uno en la vía Mocoa-San Juan de Villalobos, entre otras obras.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 12 =