LUIS ENRIQUE DUSSÁN? II FORO DE DUSSÁN LÓPEZ

Actualidad Columnistas

Por: Carlos Tobar.

Lograr la unidad de los huilenses tras un propósito común no es una tarea fácil. Sobre todo, si se entiende la incredulidad que tienen frente a su dirigencia política que, recientemente, no se ha caracterizado por su seriedad, compromiso con lo público y, apego al cumplimiento de la palabra empeñada. Todo lo contrario: ha sido una clase política venal, corrupta, incapaz que, ha caído a lo más bajo de la escala social, por comportamientos degenerados e incluso, en algunos casos, abiertamente delincuenciales.
Con un panorama político difícil, por la dispersión de fuerzas, con proliferación de partidos políticos y movimientos, muchos de los cuales han terminado siendo empresas electorales familiares y de grupúsculos, lo que ha logrado Luis Enrique Dussán al unificar lo “mejorcito” del espectro político regional es de encomiar.
Se aferró con tozudez a su propuesta programática para hacer acuerdos lo que habla bien de su talante. Quiere ser un hombre serio, es decir, consecuencia entre lo que se dice y lo que se hace. Y, así en una labor de filigrana, con gran paciencia y constancia, logró reunir a su alrededor fuerzas políticas, gremiales, sociales a todo lo largo y ancho del departamento.
El paisaje es variopinto: desde la “derecha” hasta la “izquierda”, –una clasificación simplista que no puede explicar la complejidad y multiplicidad de la sociedad actual–, con la participación de personajes de origen conservador como Jaime Bravo, Juan Cárdenas o Pedro Martín Silva, o de origen liberal como Orlando Beltrán, Héctor Javier Osorio (partido de la U), o el movimiento indígena Mais, o las fuerzas “alternativas” de izquierda como la Unión Patriótica, la Colombia Humana y el Polo Democrático Alternativo, teniendo como eje el Partido Liberal del cual proviene. Pero, en su acuerdo confluyen empresarios, productores agropecuarios, sindicatos, campesinos cafeteros, paneleros, arroceros…, trabajadores asalariados e informales…
Alguien me puede decir, para descalificar el trabajo de Luis Enrique, que, “de todo como en botica” para señalar una presunta falta de coherencia. Yo, respondo que, todo lo contrario. Es el esfuerzo de convocar la voluntad de la mayoría de los huilenses tras un propósito común, el progreso de la región perdido hace tiempo en la memoria colectiva. Porque, como señalé atrás, siempre ha mantenido el programa como eje de los acuerdos.
Los acuerdos básicos son el eje de esta propuesta política a la gobernación: la defensa de la paz y la promoción de la democracia; el combate decidido contra la corrupción; la promoción de la producción industrial, agropecuaria, comercial, de servicios, de transporte…que, de oportunidad de trabajo estable y bien remunerado para los huilenses; la atención en educación y salud oportuna y de calidad; el mantenimiento de la infraestructura vial a cargo de la nación, el departamento y los municipios. Todo unido por un gobierno eficiente al servicio de los ciudadanos.
Si esta promesa se cumple, estoy seguro de que Luis Enrique Dussán, pasará a la historia como aquella persona que reencauzó el destino del Huila. Ese es su reto.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =