LABORANDO CON EL ENEMIGO

Actualidad

De esa agua no beberé, reza el proverbio popular y,

ese contenido lo padece el diputado Carlos Mauricio Muñoz, quien al no salir elegido para la Asamblea, demandó la credencial de su copartidario, pero una variante le dio la curul y hoy comparte bancada con su demandado.

 

El afectado absuelto por el Tribunal Administrativo del Huila, mas no por El Consejo de Estado, espera mantener la posición y proseguir el trabajo partidista.

El caso no deja de ser curioso, al encontrarse, sin querer demandado y demandante en la misma bancada y atendiendo los mismos postulados partidistas.

Lo más atípico, observar cómo el demandado, registra ostensible ascenso en el movimiento donde lo quieren sacar a sombrerazos.