La mitomanía oficial, camino expedito de la corrupción

Actualidad Política / Judicial

La cesión del billonario contrato Ruta 45, previsto para el último día del 2020, se convirtió en mascarada, donde el Gobierno Central, además de incumplir, burla a los habitantes del Huila, Caquetá y Putumayo.

Queda ocasión oportuna, para la estrofa de la poesía “La Perrilla” de José Manuel Marroquín:

“Aquella perrilla si,

cosa es de volverse loco

no pudo coger tampoco

al maldito jabalí”

Poesía La Perrilla de José Manuel Marroquín

que muy bien parodiarse:

El Gobierno Nacional si,

cosa de volverse loco,

no pudo firmar tampoco,

a la cesión, otrosí

En consecuencia, el contrato firmado por Aliadas para el Progreso, por $3.2 billones para ejecutar el proyecto de la segunda ola de las Autopistas de Cuarta Generación (4G), en una extensión de 456 kilómetros, entre Neiva – Garzón – Pitalito- Mocoa y Santa, milagrosamente lo rebajaron a $1,6 billones y luego lo convirtieron en inversión de $100 millones para el 2021.

ASMEREIR

El propio, Manuel Gutiérrez, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura – ANI – confirmó la decisión:

“El acuerdo logrado entre Aliadas para el Progreso S.A.S y South America (China Construction America) CCA, filial de la sociedad China State Construction Engineering Corp (CSCEC), uno de los grupos de ingeniería más grandes del mundo, tendrá dos etapas. La primera de cesión parcial, en la que la sociedad China asumirá de manera inmediata las actividades de puesta apunto del corredor Santana-Mocoa-Neiva con una inversión de $100.000 millones de pesos que serán ejecutados a lo largo del 2021, iniciando en el mes de enero; en la segunda etapa, se definirá el alcance del contrato de concesión, a partir de las solicitudes realizadas durante las jornadas de socialización con la comunidad, en el marco de la estrategia “Compromiso Colombia” de la Contraloría General de la República relacionadas con la instalación de nuevos peajes previstos en el contrato de concesión.”

Ler también: PROYECTO VIAL NEIVA-PITALITO-SANTANA, SIN SOLUCIÓN A LA VISTA

CURIOSIDAD

Lo curioso de la notificación radica en que, el propio presidente de la ANI puntualiza que la primera etapa comenzará después del 15 de enero y tendrá acompañamiento de los Gobernadores de los 3 Departamento beneficiados.

Es decir, no hay fecha concreta de iniciación y, por si fuera poco, los Gobernadores, Alcaldes, Senadores y Representantes no pueden hacer objeción alguna, pues esperan la tradicional pepita y, si osan solicitar cumplimiento del Poder Central, quedarán por fuera de cualquier apoyo para iniciativas que se atrevan presentar requiriendo financiación estatal.

“En esta etapa se tiene previsto el acompañamiento de la Gobernación del Huila, la Gobernación del Putumayo, la Cámara de Comercio del Huila y la Cámara de Comercio del Putumayo. Este acuerdo será presentado a la comunidad el próximo 15 de enero en la Audiencia de socialización de “Compromiso Colombia” que se realizará en Neiva.” Puntualiza el Presidente de ANI.

EL COMITÉ DE PITALITO

Así las cosas, el Comité de Pitalito, estructurado para reclamar la ejecución del proyecto, quedó silenciado, porque desde el Gobierno se le tildó de opositor del Estado, oportunista político y carente de razones inteligentes para contradecir al Poderoso Presidente de la ANI, quien en los actos de “socialización” realizados a puerta cerrada, descalificó a toda voz en desacuerdo con sus infalibles decisiones.

La referida cesión, otra afirmación ligera del Gobierno, que refleja la forma de dar paso a la corrupción, evidente ante los ojos de la Comunidad, imposibilitada de hacer algo para contenerla.

Ejemplos como: El Túnel de la Línea, presentado como obra completa, cuando únicamente se construyó la mitad. Inauguración de la ampliación de la doble calzada Neiva – Girardot que sigue inconclusa. Reconstrucción de Mocoa, cuyos dineros desaparecieron. Terminación del distrito Tesalia – Paico, cuando pagan millonario contrato para conocer si se puede proseguir. Anunciar salario mínimo de $1.04.8980 cuando en realidad es de $908.526. Para colocar sólo algunos ejemplos.

UNA OPINION

Por Alejandro Cabrera Villamil.

Definitivamente la vía Neiva – Bogotá necesita con urgencia la doble calzada. Después de haber viajado en 2 oportunidades a la capital en menos de un mes, he podido comprobar que el tráfico entre las 2 ciudades es bastante complicado pues el tramo entre Saldaña y Aipe constituye un verdadero cuello de botella que hace que recorrer ese trayecto sea estresante y peligroso. Pretender llevar la doble calzada únicamente hasta Aipe con el argumento de que el tráfico de ahí en adelante no lo justifica, es otra de las falacias que nos han vendido para cometer esta chambonada. La falta de una clase política con argumentos y que sea respetada a nivel nacional, es lo que nos tiene relegados al último lugar en cuanto a desarrollo vial. Para la muestra, el infame tratamiento dado a la vía a Pitalito, San Agustín y el Putumayo, que nos conectaría directamente con el sur del continente, para no hablar del abandono de las tres vías que nos unen con Popayán y que serían la salida de la Amazonia al océano Pacífico. A ver si nuestros parlamentarios en vez de vivir “patinando puesticos y contraticos” para sus válidos y financiadores de campañas, le exigen al gobierno nacional las vías y obras de infraestructura que nos sacarían del atraso y la pobreza.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =