HEREDEROS DE LA CORRUPCIÓN

Actualidad Columnistas

Por Aníbal Charry González.

Cerradas las inscripciones para las elecciones del Congreso, casi todos los partidos políticos siguiendo la pestilente estrategia de incluir candidatos que tengan votos no importa su nauseabundo olor, con impudicia y sin ningún respeto por el elector, presentaron en sus listas auténticos herederos de la corrupción y la  parapolítica, con el cínico argumento que ratificó a voz en cuello el ex ministro de Agricultura Aurelio Iragorri, de que no existían delitos de sangre no obstante sus vínculos de consanguinidad con congresistas encarcelados por bandidos, que de esta manera aspiran a seguir detentando su oscuro poder político en cuerpo ajeno convencidos de que los herederos de marras como se dice en el argot popular, son pelos de la misma perra que garantizarán la continuidad de la saga siniestra de la corrupción.

Es así como el partido de la U, que es el líder en presentar en sus listas para Cámara y Senado  esta herencia de alcantarilla de inhabilitados morales, ha incluido entre otras  perchas a los hermanos de Musa Besaile y el Ñoño Elías que les aseguran los votos que requieren para sacar el mayor número de congresistas en listas abiertas que es el mayor foco de podredumbre, a lo cual se sumó ahora por orden de Uribe el Centro Democrático con tal de conseguir más votos en esta guerra sucia electoral, que al no haberse hecho ninguna reforma política que le diera alguna transparencia a las elecciones, los financiarán aliándose hasta con el diablo y con los dineros de la corrupción en la administración pública que se ha convertido en la mayor lavandería  después del narcotráfico.

Y así con la medalla de plata en la elaboración de estas listas de la inmoralidad, le sigue Cambio Radical con Lara Restrepo a la cabeza que hizo todo lo posible con base en marrullerías como el más curtido de los politiqueros para que se hundiera la reforma política, con la inclusión de varios herederos de pesos pesados de la parapolítica como Álvaro García condenado a 40 años de cárcel por la masacre de Macayepo. Y lo mismo hizo el Partido Liberal, el Partido Conservador y Opción Ciudadana sin pudor alguno para tratar de sacar la mayor cantidad de congresistas de este oscuro caletre, que le garantizarán a los colombianos durante los próximos 4 años que vamos a seguir teniendo el mismo Congreso de filibusteros que solo se representan a sí mismos y a sus clientelas que viven de la corrupción, seguros de que hacer política en este país es la mayor cantera de enriquecimiento torticero con garantía plena de impunidad.

Este desafío  que le presentan los partidos políticos a los electores con estas listas de la infamia, debe ser enfrentado por la reacción ciudadana decente no votando por ninguna de ellas, sino por las agrupaciones políticas independientemente de su ideología, que no hayan acudido a estos herederos del mal para integrar sus listas como contribución decidida para que podamos tener algún día un ejercicio pulcro de la política.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − catorce =