Los tres cuerpos de personas desaparecidas por la confrontación armada de los años 90 en los territorios colectivos aledaños al río Curvaradó, El Carmen del Darién (Chocó), fueron recuperados por La Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP, en el marco del Caso 04; “Situación Territorial de la Región Urabá” La Sala de Reconocimiento acompañó las jornadas de exhumación desarrolladas con liderazgo de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD), en coordinación y la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz. Exhumación de tres desaparecidos Neiva Huila Colombia www.tvnoticias.com.co UBPD JEP UIA Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición

Exhumación de tres desaparecidos

Actualidad Política / Judicial

Los tres cuerpos de personas desaparecidas por la confrontación armada de los años 90 en los territorios colectivos aledaños al río Curvaradó,  El Carmen del Darién (Chocó), fueron recuperados por La Sala de Reconocimiento de Verdad de la JEP, en el marco del Caso 04; “Situación Territorial de la Región Urabá”.

La Sala de Reconocimiento acompañó las jornadas de exhumación desarrolladas con liderazgo de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD), en coordinación y la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.  

Estas actividades se coordinaron a partir de la verificación y visita previa de la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) de la JEP, al recibir el testimonio de Jaime Fandiño, único sobreviviente de las desapariciones cometidas por grupos armados ilegales hace 24 años en esta zona del Chocó.

Su aporte logró la identificación georreferenciada de los puntos donde fueron hallados 2 de los restos humanos extraídos, que podrían corresponder a Isaac Tuberquia y Julio Mendoza, enterrados en la finca de Jaime Fandiño, tras ser asesinados el domingo 24 de agosto de 1997 y desaparecidos.

“No eran ni las 7:00 a.m. Los tres estábamos negociando una ternera. En ese momento llegaron los paramilitares y yo me escondí. A ellos dos los desaparecieron y yo tuve que huir durante 3 días para sobrevivir”, relató Fandiño, agricultor de 80 años de edad.  

En esa incursión de actores armados “hubo saqueos y desplazamiento forzado de al menos 60 pobladores de la región, los terrenos fueron modificados, al parecer, a raíz de la siembra extensiva de palma africana”, según la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz. 

En la labor de recuperación fueron tomadas muestras de ADN a 10 familiares de desaparecidos para continuar con el trámite de identificación de los cuerpos, labor que estará a cargo del Instituto de Medicina Legal. 

Detalles

La actividad extrajudicial se llevó a cabo raíz de una solicitud de las víctimas en el contexto del Auto SRVR N° 175 de 2019 en el que la Sala de Reconocimiento de Verdad decretó medidas cautelares a favor de las comunidades de los territorios de Curvaradó y Jiguamiandó, incluyendo las zonas humanitarias y de biodiversidad en estas cuencas existentes en el departamento de Chocó. 

Es la primera jornada de exhumación en la región del Bajo Atrato, en donde, según cifras de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, habría aproximadamente 79 lugares en verificación y se podrían encontrar cuerpos de personas desaparecidas.  

Esta jornada constituye un primer paso en el desarrollo de acciones articuladas entre las entidades del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición y las organizaciones acompañantes de comunidades y víctimas acreditadas en el Caso 04 para la recuperación de las víctimas dadas por desaparecidas en el marco del conflicto armado que especialmente ha afectado estos territorios.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =