El verbo de la corrupción El ingenio criollo, a raíz del escándalo de corrupción protagonizado por la ministra de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones-MinTIC, Karen Abudinem, al haber otorgado a la firma Unión Temporal Centro Poblados por un valor de 1.07 billones un contrato donde la póliza de garantía era falsa, y no obstante entregó un anticipo de 70.000 millones de pesos que literalmente se robaron, ha acuñado un nuevo verbo que ha denominado abudinar o abudinear con el significado concreto de atracar o robar, que si bien no ha sido aceptado por la Real Academia de la Lengua Española, ya quedó incorporado en el léxico popular, y no me cabe duda que a pesar de la protesta de la hoy en buena hora exministra, será incorporado en el diccionario de la RAE, como oscuro homenaje a su gestión tvnoticiascol TVNOTICIAS.COM www.tvnoticias.com.co

El verbo de la corrupción

Actualidad Columnistas
Aníbal Charry González Neiva Huila Colombia columna de opinión situación global actualidad www.tvnoticias.com.co

Por Aníbal Charry González.

El ingenio criollo, a raíz del escándalo de corrupción protagonizado por la ministra de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones – MinTIC, Karen Abudinem,  al haber otorgado a la firma Unión Temporal Centro Poblados por un valor de 1.07 billones un contrato donde la póliza de garantía  era falsa,  y no obstante entregó un anticipo de 70.000 millones de pesos que literalmente se robaron, ha acuñado un nuevo verbo que ha denominado abudinar o abudinear con el significado concreto de atracar o robar,  que si bien no ha sido aceptado por la Real Academia de la Lengua Española, ya quedó incorporado en el léxico popular,  y no me cabe duda que a pesar de la protesta de la hoy en buena hora exministra, será incorporado en el diccionario de la RAE, como oscuro homenaje a su gestión.

Puede interesar: Fuego amigo

Y es que en la incorporación que se hará del vocablo, podemos ensayar una definición que lo describa certeramente. Atracar o robar.  Dícese del criminal procedimiento que utiliza consuetudinariamente la clase política colombiana para atracar o robar al Estado a través de la contratación pública, producto del pútrido sistema político electoral que lo rige,  que tiene como finalidad la financiación espuria de las campañas políticas y el enriquecimiento ilícito, que queda siempre cobijado con el manto de la impunidad por gestión de la misma clase política,  convertido así en la forma oficial de gobierno en todos los niveles de la administración pública.

Palabras más, palabras menos,  la RAE en la incorporación oficial que hará a su diccionario de la locución, rendirá merecido homenaje al apellido de la exministra y a la clase política corrupta que representa magistral  y descaradamente a sabiendas de la impunidad, que como todos sabemos negocia los cargos públicos con el gobierno de turno postulando a sus fichas que se comprometen con el encargo inexorable de recuperar con creces los dineros de la financiación de las campañas, incrementando el bolsillo de los carteles de la contratación y las mafias de todo pelaje que intervienen en las elecciones, desde la Presidencia de la República para abajo, y que después los organismos de control postulados y elegidos por esa misma clase política corrupta, se encarga de encubrir convirtiéndose en cómplices de la corrupción y de un sistema político electoral hecho a la medida para el robo y el asalto al tesoro público.

Y es que todo está hecho para robar al Estado,  como que por graves y evidentes que sean los actos de corrupción como el de la cínica ministra Abudinen,  que salió a defender su torcida gestión, siempre reciben el respaldo de sus jefes como lo hizo también desvergonzadamente Duque, no prosperando nunca ninguna moción de censura por esa misma complicidad de la clase política con el robo concertado,  que hace imposible que haya al menos una sanción moral y política para estos funcionarios venales que después así renuncien son premiados por su torcida gestión, como seguramente hará Duque con la Abudinen, que hizo posible la nueva locución de atracar y robar.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × uno =