EL RETO AL CAMBIO CLIMÁTICO  EN 6 CIUDADES COLOMBIANAS

Actualidad Economía / Finanzas

El libro “Planeando Ciudades Sostenibles”, como herramienta para la planificación de los territorios a largo plazo e importante para la comunidad académica, las administraciones locales, Ministerios, DNP y sociedad en general, entregó La Financiera de Desarrollo – FINDETER -.

El documento se desarrolló con base en estudios de gases efecto invernadero, vulnerabilidad y riesgo, y crecimiento urbano, elaborados en el marco del programa Ciudades Sostenibles y Competitivas que lidera FINDETER con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El libro, primero de este tipo desarrollado en el país, es importancia porque Colombia es considerada  uno de más urbanizados de la región, con 63 ciudades intermedias, entre 100 mil y 2 millones de habitantes.

ALGUNOS DETALLES

En el libro presenta información como por ejemplo, Valledupar se destaca como una ciudad que ha crecido de manera compacta, mientras que ciudades como Villavicencio y Pasto, tienen una gran dispersión en su territorio llegando a tener casi dos tercios como suelo difuso y donde se suele alojar solo un 14% de la población.

Las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) en las ciudades colombianas estudiadas varía entre un mínimo en Pasto con 0.8 toneladas de CO2e y un máximo en Villavicencio con 3,7 toneladas de CO2e.

EL RETO AL CAMBIO CLIMÁTICO  EN 6 CIUDADES COLOMBIANAS - www.tvnoticias.com (2)

Sobre Barranquilla podemos encontrar que abordar los problemas de contaminación del aire y de cambio climático, conllevaría a una disminución del 20% en las emisiones de CO2.

También que crecer de manera sostenible le significaría a la ciudad un ahorro aproximado de US$450 millones en vías y redes de acueducto y alcantarillado.

Sobre Valledupar, los estudios señalan que es un importante receptor de población desplazada, lo que ha impulsado el desarrollo de asentamientos informarles a lo largo de los años y por ello, para el 2050 se pronostica un crecimiento explosivo de Valledupar, en el que la huella urbana aumentaría un 106%.

En Santa Marta hay hallazgos como que la ciudad no cuenta con espacios adecuados para peatones y ciclistas y tampoco con aceras arborizadas. Además, los proyectos de vivienda de interés social (VIS) y de interés prioritario (VIP), son asentamientos aislados y distantes que no están integrados adecuadamente.

En Montería, el documento señala que de las intervenciones propuestas en la ciudad para reducir los GEI, la que muestra una recuperación de la inversión en el corto o mediano plazo y que sus costos de operación y mantenimiento son más bajos, es la referente al reciclaje de cartón y papel en el relleno de Loma Grande.

Otro dato importante es que el crecimiento de la capital de Córdoba sin cambios en políticas y regulaciones implica un costo de infraestructura al 2030 de $1.246 billones, mientras que con la aplicación correcta de las mismas tendría un costo de $771 mil millones.

En Pasto, los sectores de movilidad y residuos son los que pueden reducir la mayor parte de los gases con descensos superiores a las 400 mil toneladas de CO2e. Además, el crecimiento de la ciudad de manera óptima tiene un costo al 2050 en infraestructura cercano a la US$150 millones.

Finalmente en Villavicencio, la población se encuentra más amenazada por la remoción en masa (deslizamientos) que por inundaciones. De acuerdo con los estudios, las perdidas esperadas pueden llegar a los US$113 millones y las personas afectadas ascender a las 18 mil.

El libro en el link https://www.findeter.gov.co/descargar.php?idFile=252535

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × cinco =