El Periodismo serio no existe sin usted

Actualidad Lo que hace la gente

Por Hernando Gómez Buendía (Director de la revista digital Razón Publica).

El periodismo serio, independiente y balanceado está muriendo entre la crisis económica y el ruido o las burbujas de las redes sociales.

Por eso urge mantener los cada vez más pocos espacios que aseguran información comprobada, imparcial y accesible para todos. Por eso escribo gratuitamente para El Espectador y me sumó a su defensa, como también por eso uso hoy esta columna para invitarlos a apoyar un proyecto parecido y diferente: el proyecto se llama Razón Publica.

A diferencia de los demás medios, Razón Pública no busca las noticias, sino que analiza las noticias importantes de cada semana. También, a diferencia de esos medios, la revista no está escrita por periodistas, sino por analistas que un grupo de editores traducimos al lenguaje periodístico. Por eso en el portal usted encontrará la información completa, balanceada y explicada por un especialista, pero en forma resumida, comprensible y amena.

Fundada hace doce años por 33 analistas de todas las tendencias, en la revista han escrito 1.341 expertos en todos los asuntos que afectan e interesan al país, mujeres, hombres, jóvenes o no tan jóvenes, de todas las regiones y todas las creencias, con excelente formación académica y con amor sentido por su tierra. Colombia sí tiene talento.

Un consejo editorial pluralista busca quién pueda profundizar en cada tema. La asamblea de Razón Pública está integrada por 107 personas de distintas profesiones, regiones y convicciones. Con esto se aseguran dos cosas importantes: que este proyecto no tiene dueños y que aquí caben todas las opiniones serias.

¿Y cómo se financia todo eso? Razón Pública ha vivido de los 1. 341 expertos a quienes no se les paga ni un centavo. Los miembros del consejo editorial y el director de la revista trabajamos gratis, y con mucho gusto. Los fundadores y asociados contribuyen con dinero, tenemos convenios con universidades y apoyos de algunas fundaciones.

Pero eso no es suficiente, y a diferencia de los medios comerciales, Razón Pública no tiene pauta publicitaria ni quiere cobrar por el acceso a sus páginas. En estos tiempos de pandemia se ha vuelto aún más difícil sostener este proyecto. Pero también en tiempos de confusión, polarización, y falsas noticias, es aún más necesario mantener y mejorar un medio independiente y abierto a toda la ciudadanía, donde haya argumentos en lugar de insultos y las razones hablen en vez de las pasiones.

Por eso espero que consulte y utilice la revista: es para quienes quieran ser parte del diálogo ciudadano.

También por eso necesitamos su donación. Le ruego hacerlo ya para que no se le olvide. Puede hacerlo a través del portal de Razón Pública o (si está en internet) haciendo clic en el siguiente enlace https://razonpublica.com/donacion/

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 11 =