Comienza la reedición del festín de las campañas políticas, para hacerse al poder central y posiciones en el congreso. El festín de las campañas políticas Colombia Huila Neiva www.tvnoticias.com.co Lo rutinario es que cada candidato se las sabe todas. Es omnipotente, pero como gobernante resulta incapaz e irresponsable, salvo poquísimas excepciones. Es el infortunio de Colombia. Cada gobernante resulta peor que el anterior. Los resultados lo demuestran.

El festín de las campañas políticas

Actualidad Columnistas

Por Marcos Silva Martínez.

Comienza la reedición del festín de las campañas políticas, para hacerse al poder central y posiciones en el congreso.

Lo rutinario es que cada candidato se las sabe todas.  Es omnipotente, pero como gobernante resulta incapaz e irresponsable, salvo poquísimas excepciones.  Es el infortunio de Colombia. Cada gobernante resulta peor que el anterior. Los resultados lo demuestran.

Pero hay que agregar que la precaria e indiferente conciencia ciudadana, facilita seguir en el atolladero en que está sumido el pueblo colombiano, desde el punto de vista del ejercicio del poder público.

Es corriente escuchar: “eso es del gobierno” o “que roben pero que hagan algo”, no importa.   Es un monumental error. Las inversiones, gastos y corrupción   del desgobierno, se financian con impuestos, que pagan todos los ciudadanos.

El gobernante, generalmente carece de interés y responsabilidad para lograr resultados positivos en su gobierno. Generalmente se interesa es con quién contrata.

La contratación es la vena rota del presupuesto público. Ocurre en Neiva, el Departamento, y en toda la nación. 

Hay casos a porrillo. El antisocial proyecto El Quimbo: Uribe y sus secuaces lo impusieron, sin importarles los legítimos intereses del Departamento y ciudadanos.

Riego Paicol -Tesalia: lo impusieron sin análisis responsable de los estudios y diseños y el mismo mesías y sus secuaces, embarcaron al departamento en crédito de $40.000 millones y entregaron para que el mesías, decidiera su adjudicación. A sus amigotes Nules, a través de un consorcio. Por capital e intereses, el departamento pagó más de $60.000 millones. El proyecto es un monumento al despilfarro y la corrupción y a nadie le importa, aunque la obra no la terminen nunca.  En toda la nación ocurren hechos similares.

Actualmente, en Neiva, sin soporte técnico-económico ni ambiental justificables y contra los intereses reales de la comunidad presente y futura, la Administración Municipal quiere imponer un sistema de tratamiento de aguas residuales, que solo encuentra explicación en la irresponsabilidad administrativa y social. 

La suma de desaciertos, actos de corrupción y desgobierno, son los que impiden el desarrollo socioeconómico integral y sumen en la pobreza endémica a naciones, en todo el planeta. 

Gobernar a una nación, obliga ocuparse y responder por todos los aspectos del desarrollo, garantizar mejoras permanentes en la calidad de vida de sus habitantes. Esas condiciones nunca se cumplen en Colombia. Por eso socioeconómicamente y técnicamente, estamos como estamos.  

Los gobiernos son representantes incondicionales del poder económico y como tal, defienden el capital y el patrimonio, de los más ricos nacionales y extranjeros, y explotadores de las riquezas nacionales. El espíritu y esencia de la reforma tributaria, lo confirma. No toca impositivamente al sector financiero, entre otros. Les rebaja los impuestos y parafiscales.

Sellada la independencia de la Nueva Granada, Bolívar sentenció. “Estas naciones mientras sean gobernadas por abogados y curas, nunca podrán consolidad la democracia”

Debemos convencernos que gobernar una nación, es un compromiso que exige mucha responsabilidad, conocimiento general e integral del desarrollo, experiencia y honestidad.

El mayor culpable de tanta tropelía contra los pobres y tanta generosidad con los ricos, es el Congreso. Además de corrupto e irresponsable, es descarado con el pueblo que lo eligió. El pueblo debe demostrar que realmente es soberano. Que de su voto dependen ellos.

En consecuencia, desde ya y utilizando las herramientas del constituyente primario, debe decidir, las profundas transformaciones que requiere la nación.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − veinte =