El acuerdo de cooperación para la consolidación de la cadena de valor del copoazú, entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto SINCHI, Natura Cosméticos Colombia, Agrosolidaria (seccional Florencia) y la Asociación de Copoazú de Belén de los Andaquíes, de Caquetá Dinámica económica y protección ecosistémica tvnoticiascol www.tvnoticias.com.co

Dinámica económica y protección ecosistémica

Actualidad Ambiente / Agricultura

El acuerdo de cooperación para la consolidación de la cadena de valor del copoazú, entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto SINCHI, Natura Cosméticos Colombia, Agrosolidaria (seccional Florencia) y la Asociación de Copoazú de Belén de los Andaquíes, de Caquetá.
 
Esta firma se hizo en el marco del primer acuerdo comercial entre Natura y la Cooperativa Agrosolidaria, que ratifica a Agrosolidaria como proveedor oficial de manteca de copoazú en Caquetá de Natura por un periodo de tres años prorrogables, lo que garantiza condiciones de conservación y uso de la biodiversidad en esta zona del país, las que serán verificadas de manera permanente por la marca de cosméticos y sus aliados en Colombia.

Foto: Instituto SINCHI
Foto: Instituto SINCHI

“Este nuevo paso, donde es protagonista la Amazonía colombiana, es un gran hito para la compañía y una evolución del Convenio de Cooperación Interinstitucional con el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas Sinchi, suscrito en septiembre de 2019. Nuestra relación con Agrosolidaria se regirá por la buena comunicación, la transparencia en la información, el comercio justo y las prácticas sustentables en toda la cadena de valor, que fomenten la regeneración y eviten la deforestación, así como el estricto cumplimiento de la normativa vigente en relación con el uso de frutos no maderables”, afirmó Alexandre Lemos, gerente general de Natura Cosméticos en Colombia.

Puede interesar: 5 días de ciencia, tecnología e innovación sobre la Amazonia
 
Con más de 20 años de trabajo con comunidades de la Amazonía de Brasil, Natura mantiene el compromiso de preservar el conocimiento ancestral, generar beneficios para las comunidades y cuidar el medio ambiente. Recientemente, la compañía tomó la decisión estratégica de explorar nuevas posibilidades de abastecimiento en la región Panamazónica, e inició en Colombia.

Foto: Instituto SINCHI
Foto: Instituto SINCHI
Foto: Instituto SINCHI

“Es una contribución muy coherente”: Ministro

El ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa, recordó tras la firma que el compromiso del Gobierno Nacional es salvaguardar la biodiversidad desde todos sus ángulos, luchar contra la deforestación y mitigar los efectos del cambio climático, entre otras metas.

De interés: Planta transformadora de frutas
 
“Este es un paso muy importante porque demuestra una vez más que las entidades del Gobierno, las comunidades y el sector privado sí pueden generar empleo, aportarle de forma sostenible a la economía nacional y proteger los ecosistemas, respetando las tradiciones y las culturas locales. Es también una contribución al país del Minambiente, el Instituto SINCHI, Natura Cosméticos, Agrosolidaria y la Asociación de Copoazú de Belén de los Andaquíes, muy coherente con la agenda climática que, junto al señor presidente Iván Duque, hemos adelantando en el país y en el mundo”, explicó el ministro.

Foto: Instituto SINCHI

Una exploración responsable

En ese sentido, Natura Colombia encontró un gran potencial en el copoazú y ha explorado a lo largo del territorio amazónico nacional y los ecosistemas que lo originan, otros frutos nativos, con el objetivo de enriquecer el portafolio de la compañía a partir de procesos e insumos que mantienen la Amazonía Viva, entre estos: el arazá y el camu camu, que van más allá del uso como materia prima en la fabricación de productos cosméticos, al tener la posibilidad de extenderse a otros sectores del mercado colombiano, dados sus beneficios y propiedades.

Leer: Cuatro publicaciones del Instituto SINCHI
 
A su vez, Luz Marina Mantilla Cárdenas, directora general del Instituto SINCHI, afirmó: “Seguiremos trabajando juntos para llevar estos aprendizajes a otras regiones de la Amazonía colombiana. Sabemos que los frutales amazónicos y los productos no maderables del bosque son oportunidades para que los pobladores de la Amazonía se relacionen de manera distinta con el bosque. Es aquí donde la ciencia, la innovación y la transferencia de tecnología funcionan como modelo de trabajo exitoso”.
 
Actualmente, Natura trabaja para buscar acuerdos de cooperación internacional para el desarrollo de cadenas de valor y la generación de impacto positivo para el ambiente, las familias productoras, sus comunidades, las asociaciones y cooperativas que participen en los procesos.

Puede interesar: Planta transformadora de frutas
 
“Llegamos a la Amazonía colombiana con la visión de fortalecer la identidad regional, apoyar a las familias campesinas cultivadoras, permitiéndoles mejorar su calidad de vida, impulsando el comercio justo y fomentando el desarrollo de prácticas sustentables que permitan la regeneración, asegurando el mantenimiento de los sistemas agroforestales y del bosque nativo en pie”, agregó Lemos.
 
Firmaron el acuerdo, Alexandre Lemos, gerente general de Natura Colombia; la directora Mantilla; Ferney Vaquero, presidente de la Asociación de Copoazú de Belén de los Andaquíes, actor muy relevante para el establecimiento de la cadena de valor en el proyecto, y Ricardo Andrés Calderón, representante de Agrosolidaria, entre otros.

Sobre el copoazú

El copoazú, también conocido como cupuazú o cacao blanco amazónico, es un árbol de fruta tropical que se encuentra en la cuenca amazónica de Brasil, Colombia, Perú y Ecuador. Sus árboles alcanzan alturas de entre cinco y 20 metros con hojas de color verde brillante, y sus frutos son del tamaño de un melón; poseen una pulpa blanca, rica en fósforo, pectina y vitamina C.
 
El activo de copoazú es cada vez más reconocido en el mercado colombiano y ha capturado el interés de compañías que buscan establecer cadenas de extracción y producción para la obtención de esta fruta nativa. Algunos restaurantes han incluido en sus menús distintos platos y bebidas creados a partir de este fruto. Los dulces producidos en Caquetá son reconocidos y adquiridos por los turistas que visitan la región.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + siete =