El pasado treinta de marzo fue publicado por el Congreso de la República el informe de conciliación sobre el proyecto de ley “Por la cual se regula el trabajo en casa y se dictan otras disposiciones”. Este nace como consecuencia de la situación sanitaria (Covid-19) que derivó en el cambio obligado de la modalidad laboral de las empresas y sus trabajadores, pues las empresas, bajo el principio de la buena fe, mantuvieron el contrato de sus colaboradores al organizarse para desempeñar sus funciones dentro del hogar, para evitar la modificación del contrato de trabajo. Como temas principales que este proyecto de ley conciliado trata en sus 16 artículos, destaco los siguientes puntos: 1. Se considera una habilitación excepcional al contrato de trabajo; 2. Se permite la realización del trabajo remoto de manera transitoria por un periodo de tres meses, previo acuerdo entre las partes, con la posibilidad de prorrogarlo por tres meses más una sola vez; 3. El trabajo puede ser realizado fuera de del sitio donde habitualmente las realiza y no necesariamente desde el hogar; 4. Se establecen una serie de garantías en la habilitación del Neiva Huila Colombia Debe ajustarse la norma a la realidad o la realidad a la norma www.tvnoticias.com.co

¿Debe ajustarse la norma a la realidad o la realidad a la norma?

Actualidad Columnistas
Rocío Rincón Montaño Neiva Huila Colombia columna de opinión situación global actualidad hoy jurídico situación jurídica www.tvnoticias.com.co análisis y descripción de asuntos jurídicos que permean o influyen directamente en la actual realidad de las organizaciones del país crecimiento empresarial

Por Rocío del Pilar Rincón – Abogada consultora.

El pasado treinta de marzo fue publicado por el Congreso de la República el informe de conciliación sobre el proyecto de ley “Por la cual se regula el trabajo en casa y se dictan otras disposiciones”. Este nace como consecuencia de la situación sanitaria (Covid-19) que derivó en el cambio obligado de la modalidad laboral de las empresas y sus trabajadores, pues las empresas, bajo el principio de la buena fe, mantuvieron el contrato de sus colaboradores al organizarse para desempeñar sus funciones dentro del hogar, para evitar la modificación del contrato de trabajo.

Como temas principales que este proyecto de ley conciliado trata en sus 16 artículos, destaco los siguientes puntos: 1. Se considera una habilitación excepcional al contrato de trabajo; 2. Se permite la realización del trabajo remoto de manera transitoria por un periodo de tres meses, previo acuerdo entre las partes, con la posibilidad de prorrogarlo por tres meses más una sola vez; 3. El trabajo puede ser realizado fuera de del sitio donde habitualmente las realiza y no necesariamente desde el hogar; 4. Se establecen una serie de garantías en la habilitación del ejercicio del trabajo en casa en las funciones y servicios públicos; 5. Se regula como garantía del trabajador la desconexión laboral; 6. Se genera a las empresas la obligación de desarrollar, previamente a la implementación de la ley, un procedimiento interno para tendiente a garantizar las garantías laborales; 7. Se establece el concepto de auxilio de conectividad, en lugar del auxilio de transporte, mientras el trabajador realice sus labores fuera de su empresa; 8. Se mantienen las jornadas laborales conforme a la ley vigente.

De manera general, se puede notar que las condiciones actuales de los trabajadores no van a ser modificadas de manera drástica, sin embargo, me parece que las leyes deberían regular situaciones a futuro y por lo tanto las realidades deberían ajustarse a la norma, sin embargo; en este caso han sido las condiciones las que están obligando a realizar el cambio en el aspecto del trabajo remoto. En este punto considero que debe existir una mayor intervención en las propuestas de mejora en la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, y de corresponsabilidad entre sexos. Adicionalmente, no se indica quién tiene la iniciativa de la solicitud de la modalidad de trabajo en casa, si el trabajador o el empleador, y la propuesta de norma tampoco aclara cuáles se considerarían las situaciones ocasionales, excepcionales o especiales para su aplicación, o cuál es el margen de negociación de estas en la relación laboral.

Frente a las personas vinculadas mediante contrato de prestación de servicios, esta propuesta normativa no las vincula directamente, sino que se entiende por la aplicación interpretativa de la ley en estudio, cuando menciona a “la persona que desarrolla una labor para otro”, no obstante, considero que su impacto directo en este tipo de contratos puede darse en mayor medida y por tanto hace falta una norma que brinde una guía y orientación al respecto. En conclusión, el proyecto de ley pretende adaptarse a una realidad abrupta derivada por la emergencia sanitaria, dejando pendientes muchos temas de interés para empresas y trabajadores.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 1 =