La Cumbre del Clima COP26, empezó en Glasgow, capital de Escocia, el domingo 31 de octubre y concluyó el viernes 12 de noviembre pasado, después de 13 días de deliberaciones en las que participaron 20.000 delegados de 197 naciones del planeta tierra, seis años después de suscribirse el Acuerdo de París que propuso reducir el calentamiento global entre uno y medio y dos grados centígrados, desde la era preindustrial Cumbre del Clima 2021 cambio climático efecto invernadero calentamiento global ONU acuerdos de París

Cumbre del Clima 2021

Actualidad Columnistas
Eduardo Gutiérrez Arias Neiva Huila Colombia columna de opinión situación global actualidad www.tvnoticias.com.co

Por Eduardo Gutiérrez Árias.

La Cumbre del Clima COP26, empezó en Glasgow, capital de Escocia, el domingo 31 de octubre y concluyó el viernes 12 de noviembre pasado, después de 13 días de deliberaciones en las que participaron 20.000 delegados de 197 naciones del planeta tierra, seis años después de suscribirse el Acuerdo de París que propuso reducir el calentamiento global entre uno y medio y dos grados centígrados, desde la era preindustrial.

La cumbre del clima tuvo el respaldo de la ONU y contó con la participación de la mayoría de jefes de Estado del planeta. Sólo unos pocos como los presidentes de China y Rusia dejaron de asistir, aunque enviaron delegaciones al evento y al finalizar el mismo firmaron un acuerdo con E.U comprometiéndose a cumplir las metas establecidas en la Cumbre de París.

Puede interesar: Mitigar el cambio climático: Un desafío

Cuatro fueron los puntos básicos en torno a los cuales se centraron las deliberaciones.

El primero, que cada uno de los países que conforman la ONU aprueben los planes de acción climática para reducir las emisiones de gases contaminantes con miras al año 2030 y alcanzar cero incrementos de la temperatura hacia mediados del siglo (2050).

Segundo, poner en práctica acciones concretas para reducir la producción de carbono y toda industria contaminante, la introducción de los automóviles eléctricos, la siembra de árboles y la reducción de las emisiones de metano.

Tercero, el cumplimiento de la promesa de destinar 100.000 millones de dólares anuales a la lucha contra el cambio climático.

Cuarto, nuevas acciones para mejorar los objetivos propuestos en la Cumbre de París y en las reuniones subsiguientes del acuerdo.

De interés: Premio de unidad del progresismo huilense

El reto es de vida o muerte. El calentamiento global, producto de los gases de efecto invernadero, ya ha comenzado a mostrar sus efectos terribles en el mundo. La elevación del nivel de las aguas en los océanos fruto del deshielo de la masa polar, comienza a crear tragedias y desastres en muchos puertos y zonas bajas de la tierra.

Los incendios de los últimos años en Norteamérica, Europa y Asia han dejado desolación, muerte y destrucción que nadie podía prever. Un ambiente contaminado es el mejor cultivo para la proliferación de nuevas enfermedades y pandemias.

Puede interesar: El Tiempo Geológico

De manera que el esfuerzo por detener el calentamiento global antes de superar los dos grados de incremento es el gran reto que hoy tiene que enfrentar la humanidad. Si bien no todos los países sufrirán de igual manera los terribles efectos del cambio climático, lo que sí es seguro es que ninguno saldrá indemne.

Contra sus efectos no valen las trampitas como las de Bolsonaro en Brasil y de Duque en Colombia, intentando retrasar la puesta en práctica de los acuerdos de París.

Leer: Las basuras apoyan inundaciones urbanas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 1 =