La articulación de una propuesta común multicultural que consolide un Estado con oportunidad de desarrollo con calidad de vida, el objetivo de la cátedra “Miradas cruzadas del posacuerdo en el Huila Acuerdo para reconstrucción de Estado tvnoticiascol www.tvnoticias.com.co La cátedra FULBRIGHT: firmantes de paz y disidencias” que proporciona la Fundación Universitaria Navarra, desde la capital del Huila UNINAVARRA Fuerzas Armadas Revolucionarias FARC

Acuerdo para reconstrucción de Estado

Actualidad Educación / Empleo

La articulación de una propuesta común multicultural que consolide un Estado con oportunidad de desarrollo con calidad de vida, el objetivo de la cátedra Miradas cruzadas del posacuerdo en el Huila.

La iniciativa se concreta en “La cátedra FULBRIGHT: firmantes de paz y disidencias” que proporciona la Fundación Universitaria Navarra, desde la capital del Huila.

La firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno Nacional y las FARC, el 24 de noviembre de 2016, en el Teatro Colón, estableció una serie de compromisos para los actores institucionales y gubernamentales en procura de alcanzar los fines allí propuestos.

Puede interesar: La paz vendrá del campo

“A seis años de la firma del acuerdo de paz resulta válido cuestionarse cómo ha sido el proceso de construcción e implementación de ambientes inclusivos a los actores y víctimas del conflicto armado en el departamento del Huila y específicamente en las instituciones de educación superior, en el marco del Acuerdo del Gobierno Nacional con las FARC”, precisó Martha Cecilia Abella, Vicerrectora de Posgrados y Extensión de Fundación Universitaria Navarra – UNINAVARRA

El lanzamiento de la cátedra se efectuó durante una jornada académica especial realizada el 22 de abril del 2022, en el auditorio de la sede universitaria de Neiva.

Lleva el nombre FULBRIGHT, por ser esta una organización dedicada a la investigación del proceso   y que cuenta con respaldo de importantes universidades del mundo, donde cursan estudios jóvenes de distintos países.  

Leer también: Disidencias, reto de la reincorporación

La razón

La profesional del Derecho, Martha Cecilia Abella, Vicerrectora de Posgrados y Extensión de UNIVAVARARA, al instalar la jornada académica, precisó los alcances de la cátedra:

“La cátedra que hoy inicia en esta región es una oportunidad única para que nuestros estudiantes, egresados, profesionales y comunidades se articulen en una propuesta común, reconociendo su diversidad, su multiculturalidad y sus ideologías, hacia la consolidación de un mejor Estado que brinde a todos y todas oportunidades de desarrollo y mejor calidad de vida.

De interés: 5 Años del Acuerdo de Paz

Esta labor implica el deber de entender y atender los aspectos referentes con la equidad, la inclusión y el respeto de los derechos humanos de los reincorporados de la Fuerzas Armadas Revolucionarias – FARC – a la sociedad colombiana.

Estos retos han conllevado muchas divergencias, polarizaciones y confrontaciones que parecen dirigidas a entorpecer estos propósitos.

La firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno Nacional y las FARC el 24 de noviembre de 2016, en el Teatro Colón, estableció una serie de compromisos para los actores institucionales y gubernamentales en procura de alcanzar los fines allí propuestos. Las instituciones de educación superior, en su rol principal de formación de ciudadanos, deben procurar la apertura de espacios interdisciplinares que permitan el acompañamiento y la reconstrucción de las sociedades afectadas por la guerra, que garanticen la consolidación de escenarios de paz para Colombia.

Puede interesar: Mujeres persisten en la Paz

En este contexto, cabe destacar la iniciativa del Consejo Nacional de Educación Superior (CESU) que publicó un documento con 136 propuestas para reformar la educación superior: “Acuerdo por lo superior 2034: Propuesta de política pública para la excelencia de la educación superior en Colombia en el escenario de la paz” (CESU,2014).

Sin embargo, a seis años de la firma del acuerdo de paz resulta válido cuestionarse cómo ha sido el proceso de construcción e implementación de ambientes inclusivos a los actores y víctimas del conflicto armado en el departamento del Huila y específicamente en las instituciones de educación superior, en el marco del Acuerdo del Gobierno Nacional con las FARC.

Se necesita educar para la paz, a través de la formación, la investigación, la proyección y extensión social, con el propósito de contribuir a la consolidación de una cultura de paz, inclusiva, democrática e intercultural, duradera, justa y equitativa.

Leer: Las curules de paz

No solo los profesores somos los únicos responsables de un ejercicio de educación para la paz en una institución, sino que debe entenderse como un ejercicio conjunto, tanto administrativos, personal de servicios, directivos y con gran relevancia los estudiantes. De la misma manera los procesos de enseñanza y aprendizaje tienen que ser un espejo de la educación en Cultura de Paz.

Tanto la investigación como la academia tienen la responsabilidad de presentar e impactar el ejercicio de la educación en cultura de paz en la región y es a través de los resultados científicos de la investigación y de la intervención y retroalimentación social que hace la proyección social se puede consolidar la construcción de una cultura de paz real y material.

Puede interesar: Acuerdos de Paz e Impunidad

La necesidad de un dialogo en torno a la paz es apremiante y más desde espacios en donde se construye el conocimiento y se permite la libertad de expresión. El dialogo en torno a la paz en las instituciones de educación superior se construye a diario y desde todos los espacios. De ahí, la necesidad de desarrollar trabajos de investigación y poder demostrar cómo ha sido el proceso de la implementación de la cultura de paz en nuestras Instituciones Universitarias del Municipio de Neiva y del Huila.

La paz siempre ha sido un elemento fundamental dentro de la construcción social en el Estado colombiano y más aún cuando se ha firmado un acuerdo de paz con un grupo armado. Lo anterior es esencial, pero para su consolidación es obligatorio hacer un ejercicio de hablar y aplicar de la Cultura de Paz. Y las instituciones educativas no tienen que estar ajenas a estas dinámicas.

Bienvenidos todos y todas a nuestra cátedra.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + siete =