VULNERABILIDAD DE LA POBLACIÓN Y DINÁMICA DEL VIRUS

Actualidad Salud y cuidado personal

Dinámica espacial de la transmisión del COVID – 19 en el Huila. Informe 4.

Por Yolima Devia Acosta, Stefani Castaño y Robinzon Piñeros Lizarazo (Tomado de SUREGIÓN. Periódico digital USCO).

DINÁMICA ESPACIAL DE LAS PRUEBAS REALIZADAS

Entre 30 de abril y 13 de mayo los casos confirmados en el Departamento del Huila aumentaron en un 55% al pasar de 120 a 186 casos. Este rápido crecimiento en número de casos en solo dos semanas se explica por el mayor número de pruebas y por la difusión a través del contacto social con personas asintomáticas y sintomáticas. Este último factor es importante por las medidas de apertura gradual en la compilación de datos de algunos sectores económicos, permitiendo la movilidad de trabajadores en ciudades y cascos urbanos. Asimismo, puede tener relación con la movilidad de trabajadores rurales que están recolectando la cosecha de café en el departamento.

En este mismo periodo, la capital del departamento pasó de 86 a 100 casos, sin embargo, en el proceso de escritura de este informe se reportaron 14 casos más completando 114 el 15 de mayo. El municipio de Gigante continúa en el segundo lugar con 22 casos. El municipio de Oporapa llama la atención luego de estar libre de casos pasó a reportar 13, ocupando el tercer lugar en número de contagios por municipio, ubicándose por encima de la capital de provincia Pitalito. Este último municipio cuadriplicó su número de casos, pues de 3 pasó a 12. Municipios que no contaban con casos ahora los reportan: Aipe y La Plata (4) Isnos, (3) y Campoalegre y Rivera (1). En total son 18 municipios de 37 con casos confirmados en el departamento, como se observa en el mapa 1.

En este mismo mapa se representa en el fondo el porcentaje de población vulnerable por grupo etario, corresponde a la suma de menores de 5 años y mayores de 65 sobre el total de la población municipal. Cuanto más oscuro el color mayor es la población vulnerable en el municipio. De acuerdo con esta información los municipios de Nátaga, Colombia, Villavieja, Teruel, Iquira, El Pital y Elías representan las zonas con mayor vulnerabilidad por edad en el departamento, de los cuáles únicamente Nátaga cuenta con un caso confirmado y otro pendiente de confirmación. Esto se convierte en un llamado de atención para evitar posibles focos de contagio comunitario en este municipio, teniendo en cuenta que se trata de una zona principalmente rural (59,1%) y con un 17,8% de población en situación de pobreza por necesidades básicas insatisfechas (DANE, 2018), lo que aumenta el riesgo de enfermarse gravemente.

Otro municipio en grave peligro es Elías, el cual colinda con Timaná al oriente, este último que tiene una tasa de prevalencia de 27,2 (número de casos por cada 100.habitantes) siendo la mayor en el Departamento con un total de 8 casos. Elías también colinda al occidente con el municipio de Oporapa que de forma rápida presentó 13 casos. El riesgo de Elías en la región sur del Departamento, no sólo se debe al factor de vecindad sino a su importante porcentaje de vulnerabilidad por edad de la población que es del 19,67%.

Los casos pendientes de resultados pasaron de 364 a 495 en el departamento. Neiva continúa con el mayor número de pendientes (157) aunque disminuye con respecto al anterior informe (207). A excepción de Garzón (de 30 a 17), los casos pendientes de confirmación aumentan considerablemente, principalmente en las capitales de provincia comenzando por Pitalito que dobla el número de pendientes (de 48 a 102) y la Plata que los duplica (13 a 27). Gigante, que no es cabecera de provincia, ocupa el tercer lugar en pendientes y los cuadriplica con respecto al informe anterior (de 17 a 70), otros casos relevantes son los de Timaná (de 8 a 29) y San Agustín de (2 a 15) que aumentan significativamente. De igual manera aumenta el número de municipios con posibilidad de agregar casos, en la lista se suman Isnos (de 0 a 21), Campoalegre (de 0 a 13) y Saladoblanco (de 0 a 9). Así las cosas, 25 municipios de 37 que conforman el departamento presentan sospechas de Covid-19.

Si bien podría considerarse poco relevante la vulnerabilidad por edad, teniendo en cuenta que solo uno de los municipios posee un caso confirmado, es importante señalar que, de estos, Colombia, Teruel, Íquira y Nátaga están pendientes de la confirmación de un caso cada uno, por lo que no se descarta la llegada del virus a estas zonas. Además, se destaca que, a excepción del Pital, 6 de los 7 municipios se encuentran ubicados en zonas de cordillera, se trata de lugares de difícil acceso por el mal estado de sus vías, en su gran mayoría departamentales, por lo cual la atención para mayores niveles de complejidad requiere del desplazamiento a otros municipios del departamento.

Adicionalmente, se alerta frente a la necesidad de cualificar las medidas de bioseguridad en los centros médicos de segundo nivel, de manera que se prevengan riesgos de contagio de población vulnerable. Esto particularmente para el caso de La Plata, que siendo un municipio con un nivel de vulnerabilidad medio (18,27%), cuenta con 4 casos confirmados y 27 pendientes de confirmación, pero que también atiende servicios de salud de dos municipios con vulnerabilidad alta (Nátaga e Íquira) y uno con vulnerabilidad medio-alta (Tesalia), por lo que las áreas de hospitalización, cirugía general, medicina interna, pediatría y Gineco-Obstetricia requieren medidas especiales para evitar focos de contagio médico.

Requiere especial atención el análisis de la situación de la provincia sur del departamento, pues es la primera en número de municipios afectados (seis de nueve municipios) y municipios con casos pendientes de confirmación (ocho). Es la segunda provincia afectada en número de casos (40) y pendientes de confirmación (186). Además, la mayor parte de sus municipios poseen un nivel de vulnerabilidad medio (este es el caso de Oporapa, Saladoblanco, San Agustín y Timaná) y, del total de casos en la provincia al 16 de mayo, el 41,46% corresponden a población vulnerable por su edad, lo que se ha traducido en un mayor número de muertes en comparación con otras zonas del departamento, puesto que los 3 casos de decesos en la región corresponden a población mayor de 65 años (Instituto Nacional de Salud, 16 de mayo 2020) y representan el 37,5% de las muertes del departamento, lo que se constituye en un porcentaje de letalidad del 7,5% para la región, cifra

superior a la reportada a nivel nacional (3,9%) y mundial (6,9%) según el Boletín epidemiológico del 13 de mayo.

La provincia norte continúa teniendo el mayor número de casos (115) y pendientes (187), debido al peso del número de población en la capital departamental, sin embargo, solo 5 de los 15 municipios de la provincia presenta casos confirmados. La provincia centro tiene confirmados casos en tres de ocho municipios, y cuenta con 25 contagiados y 90 en espera de resultados, valga aclarar que la mayoría de los casos se ubican en la cordillera oriental. La provincia occidental, con el menor número de casos (6 y 32 en espera de resultados) no deja de ser preocupante pues cuenta con casos confirmados en tres de cinco municipios, los tres en la cordillera central. Esto confirma la tendencia espacial que hemos venido dilucidando desde el primer informe: concentración de casos en la capital, rápida difusión de la enfermedad al sur del departamento y necesidad de atención a las áreas de cordillera.

Insistimos en la necesidad de continuar haciendo análisis en escala departamental, regional y subregional, como insumo para la toma de decisiones. En este informe hemos considerado elementos del análisis demográfico, topográfico y por provincia, que aportan elementos de análisis más profundos que el de la escala municipal. Vale la pena integrar más elementos de análisis que visibilicen las diferentes situaciones en términos sociales y económicos que permitan la toma de decisiones con el fin de contener el contagio que avanza a pasos veloces en el departamento.

ACLARACIÓN

En este informe nos disponemos a ver el avance en número de casos positivos  y casos pendientes de resultados en relación con la población en edad vulnerable de contagio y presentación de síntomas, y como estos elementos se espacializan en el Huila.

Nuestras fuentes son los Boletines #56 y #58 del 13 y 15 de mayo de 2020, respectivamente, y las proyecciones de población del DANE 2018-2020.

Yolima Devia Acosta –  Profesora Programa de Ciencia Política, Universidad SURCOLOMBIANA. E-mail: claudia.devia@usco.edu.co

Stefani Castaño – Profesora Licenciatura en Ciencias Sociales, Departamento de Psicopedagogía, Universidad SURCOLOMBIANA. E-mail: stefani.castano@usco.edu.co

Robinzon Piñeros Lizarazo – Profesor Licenciatura en Ciencias Sociales, Universidad SURCOLOMBIANA. E-mail: robinzon.pineros@usco.edu.co

Agradecemos el apoyo del estudiante Juan Felipe Ramírez (Programa de Ciencia Política) en la compilación de datos.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *