URIBE PRESO EN EL UBÉRRIMO

Actualidad Política

Una cárcel de 123 mil hectáreas.

Tomado de Noticias 625.

La decisión de La Corte Suprema de Justicia, permite convertir en cárcel transitoria, para el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, una finca de 123 mil hectáreas, existente en Córdoba, departamento del norte colombiano y la convierte en el centro penitenciario más grande del mundo.

La amplia propiedad del actual Senador de La República y máximo líder del partido Centro Democrático, tendencia partidista hoy en el poder Legislativo Nacional, es famosa por ser aposento para la familia Uribe Vélez

La decisión de darle casa por cárcel se da en el marco del proceso que le adelanta la Corte Suprema por una posible manipulación de testigos: Soborno y fraude procesal, los delitos por los que el 24 de julio del 2018, la Corte Suprema de Justicia llamó a indagatoria a Álvaro Uribe Vélez considerando que habría evidencias de que el expresidente y hoy senador, presuntamente estaba intentando convencer a testigos para que se retractaran de las afirmaciones en su contra y en las que lo involucraban con grupos paramilitares.

Se trata de una medida preventiva que no supone que el investigado sea responsable del delito imputado, sino que el investigador (en este caso, la sala de Instrucción de la Corte) considera que hay méritos para restringir la libertad mientras se adelanta el proceso. Si se llega a una etapa de juicio, la decisión correspondería a otra Sala, la de Primera Instancia, en el mismo tribunal. Y en todo caso en cualquier momento del proceso podría cambiarse la medida de aseguramiento.

El proceso contra Uribe inicio en una denuncia que él interpuso en 2012 contra el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, quien en un debate en el Congreso presentó testimonios de exparamilitares que vincularon al expresidente con las autodefensas. Uribe lo denunció en la Corte y seis años después, en febrero de 2018, el alto tribunal concluyó que no hubo irregularidad alguna en la conducta de Cepeda y, por el contrario, advirtió posibles irregularidades en la defensa de Uribe. A partir de ese momento, el alto tribunal identificó  posibles presiones de Uribe y su defensa contra los testigos que le habían hablado a Cepeda.

Se descubrió que en medio de las visitas que hizo el abogado de Uribe, Diego Cadena, al testigo estrella contra Uribe Vélez, el exparamilitar Juan Guillermo Monsalve. En ellas, al parecer prometió prebendas para que cambiara su versión y hablara en su favor en la Corte. En total secreto, el alto tribunal llevó las investigaciones y cuatro meses después, anunció que abriría una investigación formal a Uribe, tras corroborar que, como reacción a la providencia judicial de febrero y, al parecer con su consentimiento, allegados suyos emprendieron actos de manipulación de testigos.

Se busca demostrar que Uribe, es responsable de los  presuntos delitos de fraude procesal y soborno; así mismo, incluye otro nombre: el del congresista del Huila, Álvaro Hernán Prada, quien al parecer “lo abordó (a Monsalve) y le pidió que firmara un video en el que se retractara de sus testimonios y culpara a Cepeda de haberle ofrecido prebendas para rendir declaraciones”. El testigo Juan Guillermo Monsalve, además de condenado paramilitar, es hijo del administrador de la hacienda Guacharacas, finca que en el pasado perteneció a la familia Uribe Vélez, y donde el testigo asegura nació el Bloque Metro de las Autodefensas.

Así de este tamaño están los líos jurídicos que tiene que afrontar Álvaro Uribe Vélez, quien se encuentra en su finca el Ubérrimo, en el departamento de Córdoba, el latifundio más grande de la zona, por una parte 38 de los terrenos (752,8 Ha) estaban a nombre de Agropecuaria El Ubérrimo S.A.S., empresa familiar que gerencia la ex primera dama Lina Moreno de Uribe. Otros 17 predios (que suman 341,3 Ha) aparecieron con el propio expresidente como titular; dos lotes más (de 130,6 Ha) eran directamente de su esposa y los cuatro restantes (86,5 Ha) pertenecían a sus dos hijos, Tomás y Jerónimo.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *