UNA TOMADURA DE PELO

Actualidad

Carlos Tobar

Este artículo lo iba a titular: El Huila en el Plan Nacional de Desarrollo, pensando con el deseo de que, ahora sí, la inversión para el desarrollo regional se vería venir. Pero, después de la desastrosa visita de presidente de la república y varios de sus ministros a, presuntamente, dar cuenta de las inversiones realizadas por el gobierno nacional en nuestra región, durante su primer período y, a informar sobre los programas y proyectos que se realizarán en el presente cuatrienio, me vi obligado a replantearlo, completamente. Porque, es evidente que a los huilenses, nos han conejeado y, nuevamente nos van a conejear.

De todo la alharaca de anuncios como que “el Huila recibirá 15 billones de pesos de inversión”, cuando se desmenuza la información –como cantara Villamil–, ‘todo es oropel’.

Pero, lo que más entristece es la pobreza conceptual y la falta de valor civil de la clase dirigente de la región, casi que sin excepción: la política, la gubernamental, la gremial, el sector privado, el cooperativo…Todos a una, como en Fuenteovejuna, aplaudieron, por acción o por omisión, las mentiras oficiales – con valerosas excepciones, como la del presidente del sindicato de maestros, o la del representante del comité de cafeteros en el comité nacional del sector–, pues ni siquiera las aspiraciones de las vías al Cauca (Isnos-Paletará-Popayán; La Plata-Inzá-Totoró-Popayán); o la de Colombia-La Uribe; o el anillo turístico del sur, se comprometieron a terminar en este período.

Vendernos la idea de que las transferencias de ley para salud, educación, programas sociales (niñez, tercera edad, jóvenes), y una que otra obra menor, es la gran inversión para los huilenses, es un irrespeto para la región. El abandono va a ser la constante en el futuro inmediato. Qué tristeza.

La verdad es que en el PND, solamente se incluyen las normas e inversiones que garanticen

los grandes negocios del capital financiero y las multinacionales, ya que el gobierno central se desvela por seguir los dictados de la OCDE –el club de países ricos al que quiere meternos el presidente de La República–, para a través de ellos, profundizar las políticas neoliberales que favorecen sus grandes negocios, mientras la producción y el trabajo nacionales, languidecen de manera inexorable.

OTRO QUE NO SABE LEER.- He recibido nota de rectificación a mi artículo de la semana pasada del director del DANE, Mauricio Perfetti. Lo que en la nota dice que yo dije, no es así, es todo lo contrario. Digo que la información ‘privada’ de Bloomberg es más confiable que la oficial del DANE, dado que los inversionistas extranjeros – verdaderos tiburones financieros –, manejan información real que protege y garantiza sus inversiones, lo que me lleva a concluir que el DANE y El Gobierno nos están mintiendo a los colombianos. Finalmente, como ‘la calentura no está en las sábanas’, quedo a la espera de conocer la fuerte y documentada nota de aclaración, del señor Perfetti, a las falsas imputaciones del portal de Bloomberg contra Colombia.

 

Likes(0)Dislikes(0)