TODOS SOMOS IVAN CEPEDA

Actualidad Columnista

Por Eduardo Gutiérrez Árias.

Me sumo a la solidaridad con el Senador Iván Cepeda, ante las reiteradas amenazas de muerte y la cruzada de difamación y persecución en su contra propiciada por el Centro Democrático y la extrema derecha, quienes utilizando todos los medios de intimidación y presión, pretenden alejarlo de las denuncias que ha hecho contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez por fraude procesal y soborno de testigos, razones que hoy tienen al expresidente con detención domiciliaria por decisión de la Corte Suprema de Justicia. Es bueno recordar que este proceso se inició por denuncias del propio expresidente Uribe contra Iván Cepeda cuando este era Representante a la Cámara y en febrero del 2012 adelantó un debate sobre el paramilitarismo en Antioquia, en el que sindicó al expresidente de ser uno de los promotores del mismo. La Corte Suprema de justicia investigó los hechos y en el año 2018 absolvió de toda culpa a Cepeda y le abrió un proceso penal a Álvaro Uribe. Así el acusado pasó a ser acusador y la supuesta víctima se convirtió en victimario.

Cuando el senador Cepeda apenas tenía tres años, en 1965, debió salir con sus padres Manuel Cepeda y Yira Castro, a refugiarse en Praga (Checoslovaquia), por amenazas contra la vida de la familia. En 1.994 su padre, siendo Senador de la UP, fue asesinado en un atentado terrorista en la Avenida Las Américas en Bogotá. Tiempo después Carlos Castaño, máximo jefe de las AUC, declaró que la orden del crimen había sido dada por los generales Harold Bedoya y Rodolfo Herrera. La Corte Interamericana de Derechos Humanos, condenó a la Nación por el crimen y en 2011, Germán Vargas Lleras, siendo Ministro del Interior, pidió perdón a la familia por este hecho y reconoció que el mismo fue cometido por agentes del Estado en alianza con grupos paramilitares. En el año 2.000, Iván Cepeda volvió a ser amenazado de muerte por su activismo en defensa de los derechos humanos y las víctimas de la violencia. En esta ocasión Francia le dio asilo, lo que le permitió cursar su maestría en Derechos Humanos en la Universidad de Lyon. En esta ocasión Iván Cepeda ha dicho que no va a refugiarse fuera del país. Como Senador, su protección deberán darla el ejército y la policía de Colombia. Por lo que a él le suceda son responsables Álvaro Uribe y el presidente Iván Duque. El seguirá en su tarea de buscar la paz, la democracia y el progreso incluyente, como lo ha hecho siempre.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *