SEGUNDA FASE PARA LA RESERVA MATAMBO

Actualidad Ambiente y Agricultura

La unidad nacional administrativa Especial Parques Nacionales Naturales de Colombia declaró, como área protegida, La Reserva Natural de la Sociedad Civil “Cerro Matambo” situada sobre la margen izquierda del río Magdalena, a su paso por Garzón, Gigante, Agrado y Pital, municipios del centro del Huila.

Parques Nacionales es la entidad, según la ley 489 de 1998, encargada de administrar y manejar El Sistema de Parques Nacionales Naturales y coordinar El Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

Esta reserva es resultante de la investigación científica adelantada por la Fundación Natura, organización que adelantó allí un plan piloto, a instancias de la multinacional Enel-Emgesa comprometida en el programa de compensación social, por la inundación de tierras para el embalse de la Central hidroeléctrica de El Quimbo, hoy en pleno funcionamiento, donde se estipula la restauración ecológica del Bosque Seco Tropical, impactado negativamente en la zona, por el complejo energético.

La Reserva Natural de la Sociedad Civil “Cerro Matambo” se extiende sobre 918 Hectáreas, de las 11.079 que figuran para restaurar, de acuerdo al más reciente informe entregado por las compañías de Enel en Colombia, Enel-Emgesa y Enel-Codensa.

El área protegida, según el estudio de La Fundación Natura que caracterizó grupos de fauna y vegetación, cuenta con la nueva especie denominada Pitcairnia huilensisdescubierta por elequipo de observación.  

La información científica proporcionada por la Fundación, se convierte en base para iniciar la segunda fase del programa de recuperación ecológica, considerada la más grande de la región interandina.

El propósito, parta la segunda fase, es lograr que la totalidad del área de compensación quede amparada bajo esta figura de protección y conservación, que la convierte en la Reserva de la Sociedad Civil del ecosistema de bosque seco tropical más grande del país.  

En la actualidad, para esta fase, con la siembra de 478.500 plántulas pertenecientes a 45 especies nativas con características óptimas para la restauración del bosque seco, se intervienen 500 Hectáreas que a nivel de paisaje influencian a 1.000 Hectáreas. El estimativo es invertir $9.900 millones para que en el 2022 tener 600 hectáreas cubiertas de árboles, hoy hay 130 hectáreas con plántulas sembradas y sometidas a cuidado especial para el crecimiento, precisa el informe de la multinacional.

Este proceso de recuperación sobre el Bosque Seco Tropical El Quimbo ha llamado la atención de la academia y organizaciones ambientales, y se espera la creación de un centro de investigaciones, desde donde se continúen realizando estudios que soportan la recuperación de este ecosistema.

OTROS FRENTES

Las compañías de Enel en Colombia desarrollan también la restauración y protección de 690 hectáreas del Bosque RENACE, en Cundinamarca y la recuperación del Ecoparque Sabana, en conjunto con el Parque Jaime Duque.

Con apoyo de entidades especializadas en conservación y biodiversidad, en el Bosque RENACE han identificado más de 200 especies de fauna y flora, muchas clasificadas como vulnerables o en peligro crítico.

Área de restauración Bosque Renace

Allí, desde 2012, han sembrado más de 37.000 árboles de especies nativas y trasladado cerca de 5.000 individuos de epifitas, que desempeñan papel importante en la dinámica de biodiversidad, al ofrecer variedad de nichos y recursos aprovechados por diversos grupos de animales.

A través de Enel-Emgesa, participan en el plan de restauración ecológico sobre la franja acuática y terrestre del Ecoparque Sabana, reserva natural vital para la región, al servir de refugio a especies nativas como la Tingua de pico verde, la Tingua bogotana y el pato de pico azul aves en peligro de extinción.

En esta reserva natural, con el Parque Jaime Duque, contribuye a la conservación de ecosistemas estratégicos de Tocancipá, municipio industrializado donde los espacios naturales son cada vez menores. Aquí en más de 70 hectáreas, han sembrado más de 40 mil plantas para restaurar ecosistemas de la cordillera Oriental, que ayudan a mitigar gases de efecto invernadero y aportan a la conformación de un bosque nativo en Tocancipá.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *