S.O.S. DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE LATINOAMERICA

Actualidad Lo que hace la gente

Sociedad Interamericana de Prensa les hace llamado de urgencia a los gobiernos de América acerca de la denominada «tormenta perfecta» que viven los medios de comunicación de la región.

Recuerda a ejemplos de políticas públicas para fortalecer el Periodismo como la introducción de incentivos fiscales y subvenciones para que las empresas locales permanezcan abiertas, el fortalecimiento de la regulación sobre propiedad intelectual, así como la inclusión de políticas fiscales más equitativas en el ecosistema digital. «Una característica clave es que todas las políticas son transparentes, no discriminatorias y no afectan la libertad y la independencia editorial de los medios de comunicación», dice la carta abierta.

Mediante una carta remitida con “entrega inmediata” o “carácter urgente”, la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, les hizo un perentorio llamado a los gobernantes de América debido a la difícil situación financiera de los medios de comunicación del continente, acentuada por la pandemia de la covid-19, que tiene al borde del colapso a la mayoría de medios de los países de la región.

La SIP argumenta que, pese a las enormes dificultades económicas planteadas por la crisis originada por la emergencia sanitaria del coronavirus, la mayoría de los medios han incrementado su trabajo, por lo que consideran que la industria editorial en la actualidad se encuentra “navegando una tormenta perfecta”, que representa una amenaza inminente para la supervivencia del periodismo y la publicación de los medios en la actual coyuntura democrática.

Esta es la carta abierta promulgada por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Las sociedades modernas reconocen la libertad de prensa y el trabajo de los medios periodísticos como pilares fundamentales para la democracia, el respeto de los derechos humanos, la contención de fuerzas autoritarias y para el ejercicio de una ciudadanía plena e informada.

La Sociedad Interamericana de Prensa tiene como principio fundacional la defensa de estos pilares, que necesitan encarnarse en organizaciones periodísticas que operen con sostenibilidad y autonomía.

En la última década, los cambios en la tecnología, al tiempo que aumentaron el alcance de los medios periodísticos, han generado enormes disparidades económicas con las plataformas digitales globales, poniendo bajo enorme presión la viabilidad financiera de los medios.

La ausencia de un modelo económico claro y universalmente sostenible pone en peligro el papel de los medios periodísticos como proveedores de información confiable y de calidad, contra plataformas tecnológicas globales donde pueden proliferar la desinformación y las noticias falsas.

Esta situación se ha vuelto aún más crítica con la pandemia de COVID-19 que afectó en forma dramática los ingresos y el capital de trabajo de los medios periodísticos.

Sin embargo, a pesar de las profundas dificultades económicas planteadas por la crisis de salud, los medios periodísticos, calificados como actividades esenciales, han intensificado su trabajo, facilitando la conexión esencial entre los gobiernos y los ciudadanos que necesitan información confiable.

La creciente importancia de la información confiable, generada a través de medios periodísticos, entra en conflicto con este paradigma de crisis económica. En resumen, la industria de los periódicos está actualmente navegando una tormenta perfecta, la cual representa una amenaza inmediata para la supervivencia del periodismo en la democracia.

Muchos países desarrollados, especialmente de la Unión Europea, han comenzado a abordar este problema global crítico mediante políticas públicas, cuyo resultado fortalecerá la sostenibilidad del periodismo. Ejemplos de estas políticas incluyen la introducción de incentivos fiscales y subvenciones para que las empresas locales permanezcan abiertas, el fortalecimiento de la regulación sobre propiedad intelectual, así como la inclusión de políticas fiscales más equitativas en el ecosistema digital. Una característica clave es que todas las políticas son transparentes, no discriminatorias y no afectan la libertad y la independencia editorial de los medios de comunicación.

La Sociedad Interamericana de Prensa considera que es esencial alertar a los gobiernos democráticos de este hemisferio sobre la importancia estratégica de este asunto y exhortarlos a avanzar rápidamente para debatir y adoptar enfoques similares.

En tiempos de crisis y emergencia, el periodismo independiente y los medios profesionales son esenciales para las naciones libres. Asegurar su viabilidad y permanencia es una responsabilidad de las sociedades democráticas.

Firmado,

Presidente SIP y Consejo Directivo SIP

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *