PARAÍSO POR DESCUBRIR

Por Aníbal Charry González.

Ese fue el eslogan del pasado gobierno de Carlos Julio González Villa para promocionar a nuestro empobrecido y atrasado departamento, que irónicamente por el estado de nuestras vías y su precario desarrollo, se convirtió literalmente en una burla, porque se trata  realmente de un paraíso por descubrir que no se puede descubrir, porque no hay forma de hacerlo, dado que, el camino al mayor destino turístico que es el Sur de nuestro departamento, no hay forma de llegar por vía terrestre por la vergonzosa situación de sus vías, particularmente la que conduce a San Agustín que es patrimonio de la humanidad, convertida desde hace rato en una trocha que no estimula a nadie a visitarlo.

Y es que desgraciadamente hay que decirlo sin dobleces esa ha sido la situación de ruina de nuestro departamento por la incompetencia y la falta de perrenque de la clase política para jalonar su desarrollo, acostumbrada solo a pedir puestos y contratos y a ser alabardera de todos los gobiernos, que saben que con promesas, condecoraciones  y palmadas en la espalda de celios nos despachan para seguir pidiendo estérilmente como plañideras que nos cumplan con lo prometido,  como que en la sección  de El Tiempo (6 de febrero de 2020) que leo asiduamente para ver como involuciona -que no evoluciona- este país y registra lo sucedido hace 100 años; hablando del surgimiento del Huila, se dice que nuestro departamento desde esa época ha sido el más ignorado, no obstante ser geográficamente más grande que Atlántico y Magdalena, que lo ha condenado a ser el sur del Tolima. Y ahí seguimos invictos en atraso, politiquería, pobreza y subdesarrollo.

Por eso, si bien creo en la buenas intenciones del gobernador Luis Enrique Dussán, soy escéptico con la visita al subpresidente Duque junto con los congresistas que siempre han sido sumisos a todos los gobiernos, para que  podamos lograr verdadero desarrollo para el Huila, y menos cuando en el Plan Nacional de Desarrollo, no exigieron las obras y los aportes que se requieren para lograrlo, como sí lo hicieron otros departamentos como Antioquia, que logró una billonada para rescatar plenamente su vías férreas.

Porque seguimos con el plañir de siempre, pero no vamos a exigir, por ejemplo, con berraquera, que en este gobierno de Uribe 3 en cuerpo ajeno, se cumpla con la promesa que se hiciera en su gobierno 2 de volver  a adjudicar la licitación abortada por corrupción en el 2008 para construir el corredor férreo central para carga y pasajeros que partía de Villavieja y nos conectaba con Santa Marta, con dos ramales a Antioquia y el Altiplano cundiboyacense, si queremos ver  voluntad   para un auténtico desarrollo regional, que nos permita hacer realidad el fallido lema de un paraíso por descubrir.

Escolio. En este país cooptado por la corrupción, donde se roban el presupuesto de los hospitales convertidos en coto de casa de la politiquería, vale la pena resaltar la labor de la E.S.E  Hospital San Vicente de Paul de Garzón, gerenciada por el médico Néstor Jhalil Monroy Atia, destacada por el mismo Superintendente de Salud como ejemplo nacional.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *