NO PUEDEN PREDICAR EN CENTROS RELIGIOSOS DE DIOS MINISTERIAL

Actualidad

La discriminación social registra, en regiones como el Huila,

claras y concretas evidencias, que pasan desapercibidas por el común, gracias al predominio de castas provenientes de la politiquería y la religión comarcana.

 

El razonamiento de María Luisa Piraquive, líder de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo  Internacional y fundadora, en Colombia, del  publicitado Instituto Bíblico Ministerios y Dones, rechazando la presencia de PREDICADORES con limitaciones físicas, en los centros religiosos de su iglesia, es apenas una pequeña demostración de la supuesta desaparición de la discriminación en Colombia.

En el Huila existe elevada población distribuida en  comunidades (a) Indígenas, (b) Negras, (c) Afro-descendientes, (d) Mestizas, (e) Pobres, (f) Discapacitadas, (g)  Etc, que cuentan con líderes y miembros, hombres y mujeres, académicamente bien preparados, pero se les niega la participación en cargos oficiales de valía. En las dependencias gubernamentales, donde se definen políticas e inversiones sociales, Departamento y Municipios, no hay representantes de estas comunidades. Se observa en la Institucionalidad acciones paternalistas, caracterizadas por pequeñas dádivas sutiles y pasajeras, porque se suponen que estas comunidades son incapaces y eunucos mentales.

 

Hoy nos rasgamos las vestiduras por el agresivo, agrio y abusivo criterio de la señora María Luisa Pitraque, eje del movimiento político-partidista MIRA, que apenas es una muestra del poderoso iceberg  de la DISCRIMINACIÓN SOCIAL en regiones colombiana como el Huila.   

Likes(0)Dislikes(0)