MALOS DISEÑOS EN VÍA A RIVERA

Por Eduardo Gutiérrez Arias.

Javier Fernández, presidente de la Veeduría Ciudadana y el exalcalde de Rivera Reinel Gutiérrez, le han dirigido una carta al gobernador Luis Enrique Dussán, al Consorcio Rivera – Proyecto Alameda y al Interventor de la obra, señalando graves errores en el diseño del proyecto y solicitando su corrección en esta etapa cuando la obra sólo ha avanzado aproximadamente un 20% de la misma y aún es posible corregir estas fallas en su formulación. En su comunicación plantean que el diseño y aprobación de la obra no incluyó la construcción de la berma a lado y lado de la calzada como zona necesaria de seguridad, protección y prevención. Dicen que la actual vía, construida hace 50 años, si cuenta con esta berma, que de conformidad con el artículo 13, de la ley 105 de 1993, debe tener un ancho de 1.80 metros.

La berma, que es la franja comprendida entre el borde de la calzada y la cuneta, cumple funciones importantes como la protección del pavimento, permite a los vehículos detenerse y orillarse sin formar trancones, asegura una luz lateral para los conductores que actúa psicológicamente en ellos y ofrece un espacio adicional para maniobras de emergencia. Esto es especialmente necesario en vías, que aun siendo secundarias, son de alto tránsito como esta que cubre los cuatro kilómetros que van desde la vía nacional al sur, hasta el caso urbano de Rivera.

¿Por qué el anterior gobernador Carlos Julio González Villa y su Secretario de Obras Públicas adjudicaron el contrato con una falla tan protuberante en los diseños como esta? ¿Sería que el afán por adjudicarlo en la etapa final de la administración pasada no les permitió actuar con la seriedad y responsabilidad que su cargo demanda? Ahora la nueva administración departamental debe buscar una alternativa que seguramente conllevará reajustes financieros en el proyecto y retrasos en el cronograma de su ejecución. A su vez los órganos de control tienen la obligación de indagar por las causas y motivas de esta falla y aplicar las sanciones que pudieran resultar de la investigación.

La ciudadanía de Rivera y el Huila deben estar agradecidos con los veedores ciudadanos por esta noble y gratuita labor de seguimiento, vigilancia y control de las obras públicas de mayor interés para el desarrollo regional. Esta es la mejor manera de homenajear a personajes con Alfredo Gómez, recientemente fallecido, dedicado en sus últimos años a estas labores de veeduría ciudadana.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *