LOS TRES EMPRESARIOS DETRÁS DE LA INVASIÓN DE MOTOS EN COLOMBIA

Actualidad Política

(Tomado de Las2orillas)

Las japonesas fueron las primeras motos en dominar el mercado sus conocidas marcas Yamaha, Honda y Kawasaki. Pero esta es una historia del pasado si se piensa en la revolución de las motos de bajo cilindraje y costo, que son realmente las que tienen invadidas las ciudades de Colombia. Con la aparición en el mercado de la moto india Bajaj, todo cambió, Auteco se convirtió a la líder en producción de motocicletas en el país. Luego entrarían la marca KTM de origen chino producida por AKT Motors, que permite comprarse: con $ 0 de cuota inicial, ingresos de 1 SMLV, sin experiencia crediticia y sin codeudor. Es tal el éxito, que Hero Motorcorp, el mayor productor de motocicletas en el mundo (8.1 millones al año), instaló su primera planta en el exterior, en Villa Rica (Cauca), desde donde producen 78.000 unidades al año, y exportan a Latinoamericana.

El Valle de Aburra es el origen de las principales ensambladoras de motocicletas. La primera, Auteco tiene una participación del 40 % del mercado a través de sus marcas: Bajaj, Kymco, KTM y Kawasaki, fue fundada por Paul Vásquez en Itaguí, y ha liderado el sector desde que inició el ensamble de motos Kawasaki en los años sesenta, su gerente desde hace cinco años es Javier Bohorquez.

Yamaha es la segunda marca más vendida, sus origines se remonta a los años setenta como una filial de Coltejer, Furesa S.A. encargada de la fabricación de partes y repuestos para maquinaria textil, que decidió evaluar la factibilidad de crear una ensambladora de automóviles, y estableció los primeros contactos con Yamaha Motor. El resultado fue el establecimiento de una fábrica de ensamblaje de motos con asistencia técnica japonesa, que pasaría a llamarse Incolmotos-Yamaha cuando la organización Ardila Lulle la puso a la venta y fue adquirida por un grupo de industriales paisas en conjunto con Yamaha, entre los que se encontraba Francisco Sierra, su actual presidente, cargo que solo interrumpió durante su paso como embajador en Japón en la presidencia de Álvaro Uribe.

El tercer puesto se lo pelean entre Fanalca y AKT Motors. Fanalca que ensambla las motos Honda desde los años 80, fue fundada por las familias Losada Salcedo y Herrera Barona, en la actualidad se encuentra a cargo de la tercera generación con Joaquín Losada.  AKT Motos, pertenece al grupo antioqueño Corbeta cuya cabeza es Manuel Santiago Mejía, quién aprovechando el éxito de las motocicletas de bajo costo, incursionó en 2004 con la marca AKT de tecnología de origen China, donde se importan todas las piezas desmontadas (motores, chasises) y se arman en Envigado, bajo diseño chino. Actualmente AKT importa motocicletas de distintos fabricantes chinos y taiwaneses, y el grupo TVS de India.

Invadidos por motos, eso es lo que la gente piensa, y es la realidad como respuesta a los deficientes sistemas de transporte tanto de las ciudades como de los municipios. En Colombia hay más de 7.5 millones de motos transitando, un 25 % de la población entre 18 y 60 años dispone de una moto, en Bogotá el 24 % de los vehículos que se movilizan son motos, pero hay otras ciudades como Cali donde casi el 30 % de los viajes privados son en moto y aumentado. Pero las motocicletas tienen dos grandes problemas, la contaminación y su accidentalidad.

LOS TRES EMPRESARIOS DETRÁS DE LA INVASIÓN DE MOTOS EN COLOMBIA - www.tvnoticias.com.co

Aunque motocicletas en los últimos años han mejorado su control de emisiones contaminantes (motos 4 tiempos con normatividad europea), todavía una gran parte de las motos que circulan (motos dos tiempos) no llegan a los niveles logrados en esta materia por los automóviles, las razones principales son el poco espacio disponible en los vehículos y el costo de estos sistemas que eleva mucho el precio. En Medellín, cuyos problemas ambientales se han complicado durante los últimos años, generando alertas rojas que limitan la mayoría de los desplazamientos motorizados, más del 20 % de la contaminación es debida a las motos de cuatro y dos tiempos. En Bogotá desde el 2009 se tiene restringida la matrícula de dos tiempos debido a estos aspectos ambientales. Un estudio realizado determinó que, en menos de diez años, los efectos generados por la contaminación en la capital pueden llegar tener un costo de 16 billones de pesos.

Adicional a los ambientales, las motocicletas generan unos costos sociales gigantescos en términos de accidentalidad. Los motociclistas son los más afectados por los accidentes de transporte, representan un 47.36 % de las muertes y un 54,92 % de los heridos en el país, y dentro de estas muertes un 81.2 % corresponde a hombres, aunque tienden a ser más el número de hombres conductores de motos, también son los más propensos al peligroso zigzageo y al exceso de velocidad. A esto hay que sumarle la falta de cultura vial de otros conductores; el estado de las vías: huecos, mala señalización, señales de piso que no tienen pintura antideslizante y las facilidades con que se entrega una licencia de conducción a una persona sin experiencia alguna (para cualquier vehículo)

Estas cifras no solo son alarmantes de por sí, sino que son más del doble que en el resto del mundo, donde la proporción de muertes es de un 23 % para motociclistas. Según Fasecolda, en el 2015, el 87 % de las victimas (649.428 personas) atendidas a través del Seguro Obligatorio SOAT son víctimas de accidentes de motos, por cada 100 pesos que las aseguradoras pagan de siniestros $ 84,9 corresponden a casos con una moto de por medio. Solo en Medellín, los accidentes de motos cuestan más de $ 250.000 millones al año.

Todo lo anterior no impide, que, en Colombia, en menos de 10 años, las motos se hayan convertido en el principal medio de transporte privado y en casi la mitad del transporte laboral. Las motos superan en más de 1.5 millones a todos los demás tipos de vehículos registrados en el país. Solo en Medellín se estima que de 139.000 motos que existían en 2005, se pasará a más de dos millones de motocicletas para el 2021, si ya es difícil transitar por municipios como Itagüí, cuesta imaginarse como podrá llegar a ser en un futuro.

Colombia es el segundo ensamblador de motos en América Latina, después de Brasil, según las cifras de la DIAN, a marzo de 2017, las motocicletas ensambladas en Colombia son el 95 % del total del mercado. A junio de 2017 se han vendido 241.641, siendo Bajaj la marca más vendida con 86.172, le sigue Yamaha con 50.817, luego AKT con 39.548 y Honda con 29.467, en su orden siguen: Suzuki, Kymco, Hero, TVS, Victory y Kawaski.

La mayoría de las personas (más del 90 %) que utilizan motocicletas hacen parte del estrato 1, 2 y 3, por lo que es obvio que casi la totalidad de las motos que se venden (98,40 %) pertenecen al segmento de bajo cilindraje, entre 0 y 250 centímetros cúbicos (cc), aunque dado que la reforma tributaria bajó de 250 a 200 cc la cilindrada para comenzar a cobrar el impuesto al consumo, esta cifra puede cambiar. La demanda es muy elástica al precio, y ya se aprecia el efecto de la situación económica sobre el mercado, la cartera se ha ido deteriorando y las entidades financieras han incrementado sus restricciones para la entrega de créditos. A pesar de todo esto, ante los deficientes sistemas de transporte masivos del país, las motos seguirán siendo el primordial medio de transporte, por lo tanto, las alcaldías y el gobierno central, se enfrentan a tener que tomar decisiones difíciles e inteligentes para controlar los problemas de contaminación ambiental, accidentabilidad y cultura vial que lleven a proteger la vida de las personas que usan estos vehículos

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

2 thoughts on “LOS TRES EMPRESARIOS DETRÁS DE LA INVASIÓN DE MOTOS EN COLOMBIA

  1. ¡Muy buen artículo! De verdad, he estado leyendo tu blog y creo que compartes un buen contenido de calidad. Me sorprende que no tengas más comentarios, buen trabajo.

    Likes(0)Dislikes(0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *