LIBERAR ESPECIES EXÓTICAS DOMÉSTICAS: UN PELIGRO

Actualidad Ambiente y Agricultura

La liberación de aves de todo tipo, incluyendo las exóticas domésticas, por parte de sus antiguos tenedores, podrían poner en riesgo el equilibrio biológico de los ecosistemas huilenses, advierte La Corporación Autónoma Regional del alto Magdalena.

La situación salió a flote, luego que, en una jornada de avistamiento de aves en Pitalito el biólogo Fabián Galíndez Mutis, fotografió un perico africano (Agapornis fischeri) que al adelantar un análisis a la presencia del ave en una región distinta a su hábitat, reflejó una compleja situación aumentada durante la época de cuarentena, es decir, los tenedores de aves de todo tipo, incluyendo las exóticas domésticas las liberan, pero desconocen que esa determinación podría poner en riesgo el equilibrio biológico de los ecosistemas huilenses.

Paloma turca

¿POR QUÉ NO LIBERAR ESTE TIPO DE FAUNA?

Al ser criadas en cautiverio necesitan ser alimentadas por el ser humano y al estar en un lugar extraño, no saben dónde buscar la cantidad de comida necesaria y morirían de hambre o por condiciones climáticas o al ser depredadas por otros animales; en caso de sobrevivir y adaptarse al nuevo ecosistema, podrían convertirse en plagas, ya que no habría depredadores naturales que las controlen. Esta sobrepoblación desplazaría a las aves nativas colombianas, quitándoles su alimento o atacándolas. En algunos casos pueden incluso atacar los nidos destruyendo los huevos de aves nativas, como es el caso del perico africano.

Perico africano

Este tipo de aves adquieren muchas enfermedades en condiciones de cautiverio y al liberarlas a la naturaleza, también liberan las bacterias, virus, hongos o parásitos que podrían causar enfermedades en las aves nativas y a los mismos seres humanos.

El informe de la CAM señala “Además del Agapornis fischeri, otras especies como paloma bravía (Columba liviak) y el capuchino tricolor (Lonchura malacca), hacen presencia en hábitats naturales de Pitalito y en otros municipios del Huila; mientras que aves como los pericos australianos, cacatúas, pericos fisher y palomas maracaiberas o bengalíes, provenientes de continentes como Oceanía, África o Asia, abundan en el mercado de mascotas.

Puede interesar: CORREDOR GUÁCHAROS- PURACÉ CERTIFICADO PARA MERCADO DEL CARBONO

Al ser criadas en cautiverio necesitan ser alimentadas por el ser humano y al estar en un lugar extraño, no saben dónde buscar la cantidad de comida necesaria y morirían de hambre o por condiciones climáticas o al ser depredadas por otros animales; en caso de sobrevivir y adaptarse al nuevo ecosistema, podrían convertirse en plagas, ya que no habría depredadores naturales que las controlen. Esta sobrepoblación desplazaría a las aves nativas colombianas, quitándoles su alimento o atacándolas. En algunos casos pueden incluso atacar los nidos destruyendo los huevos de aves nativas, como es el caso del perico africano.

Capuchino tricolor
Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *