LA SONRISA DETRÁS DEL TAPABOCAS: LA NUEVA NORMALIDAD

Actualidad Salud y cuidado personal

La situación de aislamiento social ha generado cambios en la manera como vivimos el día a día. No solo cambian los lugares, los horarios, la alimentación o las rutinas de trabajo, educación y ejercicio, también cambia la manera de vernos frente a los demás, ahora incluimos un accesorio vital y obligatorio como lo es el tapabocas, que nos brinda seguridad y nos permite socializar de formas diferentes y más profundas.

De acuerdo con Liliana Zambrano, Psicóloga Clínica e instructora Internacional de PNL de ASEIA, la búsqueda del hombre del sentido de su vida, denominada por el psiquiatra Viktor Frankl como “logoterapia”, se evidencia en la reinvención que surge en nuestra mente al encontrarse en una situación adversa, como la pandemia, y buscar verla desde el lado positivo, como la oportunidad de ayudar, aprender, proyectarnos y aportar respeto, alegrías, palabras de optimismo, baile, sonrisas.

En medio de esta nueva normalidad se han construido códigos, procesos y dinámicas que adoptamos y adaptamos para poder continuar con la vida que queremos y necesitamos vivir. Toma más fuerza esa capacidad de transformar nuestra realidad y superar la barrera que podría significar ese elemento externo que cubre nuestra boca pero que no limita la expresión universal de humanidad que es la sonrisa, pues se refleja en nuestros ojos y hoy más que nunca, sale y llega al corazón para alimentar el optimismo que nos impulsa a seguir adelante.

En Colombia, compañías como Colgate con su campaña ‘Optimismo en Acción’, Adidas con su acción de apoyo ‘Todos somos un equipo’ y el cambio de nombre de los tradicionales productos Ramo como un regalo de corazón, buscan inspirar a los colombianos a vivir la nueva normalidad con optimismo, enfrentando la realidad e impulsando a seguir adelante y seguir sonriendo.

“Definitivamente sí, cuando tú sonríes así tengas puesto el tapabocas, están sonriendo tus ojos; más del 80% de tu sistema nervioso se activa y despierta microrespuestas faciales como los pómulos y la dilatación de la pupila, entonces se nota que estás viendo la vida con ojos bonitos” comenta Liliana Zambrano.

El valor de poseer una buena salud hoy toma mucha más importancia en las reflexiones del común. Según la Organización Mundial de la Salud, la salud no sólo es tener ausencia de enfermedad, sino alcanzar un estado de bienestar físico, mental y social, y en definitiva sonreír es la mejor contribución al fortalecimiento del sistema inmune y al logro de los objetivos, pues si se sonríe ante la dificultad, se ve con optimismo la posibilidad, y el cuerpo y la mente encuentran la manera de superarla.

Sonreír contagia esperanza, valentía, creatividad, tiene un efecto domino que moviliza masas y que puede ser la consecuencia de una situación positiva, pero también puede ser el inicio de la transformación de un reto, por eso #SigueSonriendo.

Likes(2)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *