CESE BILATERAL

CESE BILATERAL - www.tvnoticias.com.co

Por Luis Alfredo Ortiz Tovar.

En la confrontación armada entre antagonistas legítimos, (v.g insurgencia Estado), y bajo la protección, regulación, y limitación de las normas del Derecho de la guerra, así como puede resultar legítimo, morir en combate, o hacer prisionero al enemigo, también lo es el que se genere un cese en las hostilidades de manera bilateral, entre los actores armados. Este paso, en una guerra resulta tan importante como que las vidas que están a toda hora a merced de una bala, o cualquier arma permitida en la guerra, se reducirían a la máxima expresión, y generaría un acto de humanidad en medio de la deshumanidad. De hecho, unos de los actos que generó un verdadero impulso al proceso de paz con las FARC, fue el que se hubiese acordado en medio de la negociación, un cese bilateral al fuego y de hostilidades, elemento que permitió avanzar, generar confianza, y llegar al puerto al que se alcanzó.

Hoy en día, que aún se coloco en entredicho el logro del final del conflicto con el  ex grupo insurgente FARC, y sus muchos beneficios, incluido el ahorro en víctimas, y lo que acabamos de ver en el interior del Congreso de la República, que se encontraran cara a cara oponentes tradicionales ideológicamente, y que así se hagan mala cara, el avance en la civilidad del país crece, gracias a que la guerrilla de las FARC, ya no están en armas, sino dispuestos a asumir su papel al ingresar a la legalidad, abriéndose también el espectro para el debate en ideas, pero ya no acudiendo a matarnos, o agredirnos. Saltar de la barbarie en la que estábamos,  pasar a dar pasos en la civilidad, sin lugar a dudas es un escenario donde vamos a crecer, y saber realmente de que estamos hechos. Prueba de fuego será este encuentro entre ideologías antagónicas.

El gobierno saliente, que aspira un logro con la guerrilla del ELN, le apuesta antes del cierre el próximo siete de agosto, y en tal sentido espera finiquitar a través de los negociadores, un cese bilateral, puede ser un punto de partida valioso para el nuevo gobierno, y que mejor para el país que el conflicto con esta guerrilla, se logre también materializar, con enseñanzas que sin lugar a dudas ha dejado este proceso con las FARC.

Crecer hacia la inclusión como país, luchar por no matarnos para resolver nuestros problemas, encontrar el valor más preciado de una nación como la paz, no puede ser temas de ideologías, ni de colores políticos, ni de gobernantes antiguos o nuevos, ese es un tema que nos debe interesar a todos, y por tanto todos debemos desde espacios donde estemos, precaver para que dicho anhelo sea posible.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *