LOS DESAFÍOS DE DUQUE

LOS DESAFÍOS DE DUQUE - www.tvnoticias.com.co

Por Aníbal Charry González.

La semana entrante se llevará a cabo en Bogotá, la Cumbre Concordia Américas 2018, que tiene como propósito axial prestar asesoría al gobierno entrante en temas relevantes como prioridades políticas y económicas, el desarrollo de los Acuerdos de Paz y el futuro de la región, que contará con la participación del presidente Santos y el presidente electo Duque, además de académicos, empresarios y líderes mundiales.

Pues bien: el cofundador y director ejecutivo de Concordia, una organización dedicada a fomentar y mantener alianzas de diversos sectores para el desarrollo social en el mundo, Matthew Swift, ha manifestado -en este descaecido país donde paradójicamente resulta casi imposible lograr la concordia política por la mezquindad de su ejercicio-; que el principal reto  que tiene el presidente electo es “unir de nuevo  al país” -como se ve que desconoce nuestra sangrienta historia  de divisiones  permanentes aupadas por la dirigencia política para ellos repartírselo-; para que se pueda trabajar en sinergia porque es lo que realmente impulsa el desarrollo de los países, en lo cual tiene razón, pero que aquí no es posible lograr precisamente porque la concordia solo se obtiene para la distribución entre élites  de las gabelas que dispensa el ejercicio del poder.

Y ha dicho, que en ese reto, el presidente electo debe pensar en el sistema de salud de una manera diferente; prestarle atención a la calidad de la educación más que a las cifras y así enfocarse en el crecimiento de la clase media y en cerrar la brecha tan grande de ingresos en Colombia; discutir en forma creativa qué hacer con la producción y el tráfico de drogas; con la crisis en Venezuela; con el manejo de los recursos naturales; con la corrupción desbordada; y por supuesto, con el cumplimiento de los Acuerdos de Paz que prometió “no tirar a la basura”.

Sin duda enorme desafío el de unir al país alrededor de esos  propósitos que deben ser el de todos los gobiernos, que solo será posible, si Duque, como lo expresé en anterior artículo, logra desmarcarse en su mandato de una jauría política empeñada en seguir incendiando este país para ponerlo al servicio de las oligarquías de siempre, como lo vienen haciendo las senadoras Valencia y Holguín, y el anodino representante a la Cámara por el Huila, el diablo Prada según Daniel Coronell, que siguen empeñados en promover un referendo para dinamitar los Acuerdos de Paz, cuando toda la comunidad internacional está pidiendo su cumplimiento so pena de quitar el apoyo económico, porque precisamente es lo que permitirá que podamos desarrollarnos en paz.

 Y cuando, en materia de lucha contra las drogas no existe  fórmula creativa distinta a seguir envenenándonos con glifosato para continuar sumidos en la corrupción sin que se conozca fórmula de Duque para atacarla en su guarida cual es el sistema político electoral, y poniendo los muertos mientras se incrementa exponencialmente el consumo  en los Estados Unidos, para hablar solo de estos dos temas cardinales.  Me temo que será fallida la intervención de Concordia, en un país donde no la hemos logrado para el desarrollo nacional.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *