ENTIERRO DE TERCERA PARA PARTIDOS TRADICIONALES

ENTIERRO DE TERCERA PARA PARTIDOS TRADICIONALES - www.tvnoticias.com.co

La elección de Presidente de la República en Colombia, este domingo 17 de junio, demarcó 2 hechos de singular importancia para la historia del País: La desaparición de los partidos tradicionales y el  despeñadero del Periodismo nacional.

La elección de Iván Duque, como sucesor de Juan Manuel Santos Calderón, sin inclinación alguna por un debate de lo conveniente o inconveniente, deja claro el entierro de tercera para los partidos tradicionales, que en Colombia  mantuvieron el poder, degustaron las mieses del presupuesto nacional, de distribuyeron los puestos públicos,  comprometieron económicamente el erario, adecuaron la constitución a sus interés perdónales, pero sin que sin cambiar  de familias.

En ese orden El liberalismo y El Conservatismo, colmaron las huestes del Centro Democrático junto con vertientes  que de ellos se derivaron por el parentesco familiar y el manejo del sector financiero, como Cambio Radical.

El  Conservatismo, de manera soterrada, (Hace muchas décadas no tiene candidato presidencial y olvidó todas sus banderas políticas) se entregó ciego al Centro Democrático, para seguir viviendo a sus expensas y el Liberalismo,  desamparó sus bases, olvidó su ideario y sus líderes sobreviven en las regiones del remoquete, al punto tal que  con su hijastro Cambio Radical cayó en el CD; contribuyendo de esta manera a polarizar al país precipitándolo por el odio y el desprecio de unos por otros, a similitud de las sangrienta historia de muerte entre rojos y azules.

EL PERIODISMO

Es una de las víctimas más impresionantes, porque quienes se autocalifican como portaestandartes de la verdad, la imparcialidad, la transparencia y la anticorrupción, se encargaron de mostrar todo lo contrario, obedeciendo  a la pregunta ¿Quién es el dueño de Los Medios de Comunicación en Colombia?

La información dirigida, la falsedad en los datos,  la entrevista iracunda,  el mandaderismo  amañado y la  zalamería, predominaron durante la campaña presidencias, llegando a la desacreditación entre la ciudadanía, sin el menor recato.

El descrédito llegó a tocar fondo y en caso del Huila una organización de periodista estuvo dedicada a realizar proselitismo partidista, sin el menor recato ni pudor.

Los Periodistas olvidaron, en Colombia, que son simples trabajadores de los Medios de Comunicación y no los Dueños.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *