RENDICIÓN DE CUENTAS

RENDICIÓN DE CUENTAS - www.tvnoticias.com.co

La rendición de cuentas de administraciones públicas regionales y locales lo mismo que de institutos descentralizados, contemplada en norma constitucional, no deja de ser una pantomima, para la sociedad civil o los gobernados.

Esa disposición que exige rendir cuentas anuales, se convirtió  en la entrega de información acomodada al criterio del Ejecutivo y su enorme cohorte de asesores, colaboradores y funcionarios dependientes.

Es situación similar a LOS PRIMEROS 90 días Administración, inventada por “elocuentes” comunicadores, donde nada de especifico, concreto o comprobable trae.

Una rendición de cuentas, donde no hay quien interrogue, controvierta, confronte datos, verifique información o constate cifras, es simplemente el suministro de datos, desde una sola fuente, plenamente acordado por el ejecutor, encargado de manejar, utilizar y direccionar recursos oficiales.

A lo anterior se agrega, la rendición de cuentas ante amigos del ejecutor y contratistas, no ante voceros auténticos de la sociedad civil, quienes, con anticipación, reciban detalles del informe a rendir, que permita el tiempo mínimo necesario para adelantar pequeñas investigaciones que permitan ratificar o no el informe presentado.

Estas rendiciones  generan elevados costos financieros por la inversión en impresos, contratación de asesores externos, diseñadores de folletos, impresión de informes generalmente con alta tecnología, preparación de la logística, compra de accesorios, atención a asistentes, pago tanto del lugar del encuentro como de organizadores de la exposición, asesores de imagen, maestros de ceremonia, sonido, proyectores, etc, etc.

Este tipo de pamplinas deben eliminarse  y coloca formas reales concretas y ciertas para revelar la forma como se manejan recursos oficiales. Por ejemplo, publicar  con amplitud, todo tipo de contratación que ORDENEN los gobernantes, para que la sociedad civil conozca  realmente la persona a quien le confían recursos que a TODOS pertenecen.

LLEGÓ LA HORA

Cuando ha transcurrido el 62.5% del tiempo de gobernadores y alcaldes, llega el momento de solicitar cuentas claras respecto al cumplimiento del programa de gobierno, comprometido en la campaña y plasmado en el Plan de Desarrollo Cuatrienal.

Todos deben señalar qué puntos concretos han cumplido, sin enredar con informes  de proyectos  colocados a caminar sin estar en el Plan, mostrar ejecuciones  del gobierno nacional como si fueran suyos, acuñar inversiones que hace el sector  privado, acomodar convenios de  gobiernos extranjeros cuando son simples sugerencias surgidas del calor de una visita o paseo diplomático, apropiarse del resultado de acciones  fruto de actividades que vienen de tiempo atrás.

Es necesario recordar que a un gobernante se le debe dejar gobernar, para eso lo eligió la mayoría, pero tiene el deber moral y cívico de mostrar las ejecuciones concretas concordantes con el Plan de desarrollo cuatrienal.

Este debe ser el principio para derrotar la corrupción galopante existente en todos los rincones del  más humilde despacho oficial, porque con un informe claro, concreto, preciso y real, la sociedad podrá  conocer quien se apodera de recursos del erario o quien ejecuta el compromiso con honestidad y responsabilidad, además de derivar  el papel que diputados, concejales, contralores, asesores, asistentes, concejeros, auxiliares, componedores, cumplen  tras recibir onerosos salarios,

En el caso de gobernantes, ese informe debe ser el comparativo  entre  ejecutorias y el plan de Desarrollo, para que los gobernados  puedan verificar realmente el  cumplimiento de un compromiso público y aprobado  por la rama legislativa correspondiente.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *