PRUEBA DE FUEGO

PRUEBA DE FUEGO - www.tvnotoicias.com.co

Por Luis Alfredo Ortiz Tovar

Para todos: Para  Santrich, quien fue uno de los cultores del proceso de paz. Pero lo es básicamente a título personal, por la condición que encarna y porque ha dicho categóricamente que ser narcotraficante es la mayor expresión del capitalismo rampante, para él también porque al sentirse cobijado por el proceso, desde el punto de vista de la justicia, sus pecados estarían paliados por la forma como se negoció este tema en el punto cinco de los Acuerdos; Para los propios integrantes del partido político  FARC, porque el salpique, aún sin que exista juicio que haya determinado la culpabilidad, todo ese historial de tildárseles como carteles del narcotráfico, traen inferencias para algunos fáciles de poder enrostrarles ahora sí tal condición.

Pero lo sería también por la estela que dejaría en todos los integrantes rasos que verían con alto temor, que una desgracia como la de ser investigado  por otro estado, carguen con sus causahabientes; para el proceso de paz  y su credibilidad, toda vez que frente al escepticismo en que viene creciendo, alimentaría con argumentos entendibles, el denigrar de él y ahora sí poderlo volver añicos.

Y si el proceso de paz en sí mismo pierde, de contera pierde la sociedad que ha visto, con dificultades sí, pero con la realidad en que muchos lugares de la geografía colombiana, hay un escenario de tranquilidad, turbado por los grupos armados ilegales, y esa inercia propia de dicha condición iba generando un optimismo moderado, al punto incluso que los actuales candidatos a la presidencia no tenían en sus agendas como el gran tema, el concerniente a la paz; para el Fiscal, incluido el componente de la justicia ordinaria, porque se va a tener que determinar cuál sería su campo de acción en presencia de un acto cometido por una persona que acaba de someterse a un proceso de paz , y cobijado por una justicia especial; para la misma justicia especial, en este caso, la JEP, que no se advierte con claridad, si su competencia por virtud de haber empezado a funcionar sin su propia reglamentación interna, le genere la tranquilidad de advertir hasta donde y en qué medida tiene injerencia en la determinación que se debe tomar.

Téngase en cuenta que este sería el primer gran asunto que se sometería a su consideración, pero se recalca que con la falta de instrumentos procesales claros, se convertiría su actuar en una papa caliente, aun cuando analógicamente podría desenmarañar su competencia, pero con la circunstancia que más de uno no quedaría contento; y finalmente para el presidente que fue en gran medida el autor intelectual del proceso de paz.

 Subiendo y bajando candidatos en las encuestas, hasta pudiese pasar que un ex guerrillero pueda extraditar a otro ex guerrillero. Si el país reclama justicia, que se absuelva o se condene a quien lo merece.

 Amanecerá y veremos.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *