¿LOS AUDIOS DE CHATS SIRVEN COMO PRUEBA JUDICIAL?

HILVERSUM, NETHERLANDS - FEBRUARY 2014, 2014: WhatsApp Messenger is a proprietary, cross-platform instant messaging subscription service for smartphones with Internet access founded in 2009.

(Tomado de Ambito jurídico)

¿Cómo se pueden incorporar los audios de chat probatoriamente? ¿Cómo se realiza el proceso de embalaje y presentación de estas pruebas? ¿Qué tecnología requieren los teléfonos?

Pregunta Andrés Felipe Castillo, de Bogotá.

Gracias al gran interés que ha despertado el tema de los chats de voz, daremos repuesta a las preguntas planteadas en el contenido sobre ¿Los audios de chats sirven como prueba judicial?

En primer lugar, los sistemas de mensajería como WhatsApp, Skype, Messenger, entre otros, soportan tanto texto como voz en mensajes cortos o llamadas sobre IP, con una nitidez aceptable, pero con algunos altibajos o retraso que normalmente dependen de la conexión que tengan las dos personas que intervienen en la conversación.

Ahora bien, frente al interrogante de si los audios enviados por chat sirven como prueba judicial, la respuesta es afirmativa, siempre que cumplan con los requisitos de los mensajes de datos contenidos en los artículos 6º, 7º y 8º de la Ley 527 de 1999, es decir, que estén escritos, firmados (normalmente, la voz que identifica al hablante es la firma biométrica) y sean originales.

Respecto a la firma, es decir la voz, se deben analizar varios aspectos que pueden hacer que el audio no tenga validez, como que no sea audible o que esté distorsionada; para analizar esto, en primer lugar, debemos determinar el sistema de compresión de los mensajes, en otras palabras, los sistemas de mensajería en general, para que el mensaje viaje pronto, no ocupe mucho espacio en el teléfono y se comprima el audio. Lo mencionado anteriormente es lo que los expertos llamamos pérdida. El formato usado por Skype, WhatsApp u otros es .WMA Voice un tipo de archivo más orientado a la grabación de audio para voz (speech), para utilizar en conversaciones de voz, que, en otros términos, corresponde a la versión de .mp3 de Microsoft.

En cuanto el teléfono, debe ser inteligente, con capacidad de uso y almacenamiento de mensajes. Es importante advertir que pese a que los mensajes en WhatsApp, que es la plataforma más usada, viajan cifrados dentro del teléfono, están sin encriptar, lo que hace que puedan escucharse, analizarse de forma correcta y, de ser necesario, que sean presentados en un proceso judicial. De otro lado, debemos recordar que aunque se hayan borrado los mensajes, el laboratorio puede recuperar en casi todos los casos la información, incluso si se han formateado los equipos. Sin embargo, es importante resaltar que debe ser un perito certificado en las herramientas forenses para que no malogre los archivos.

En el laboratorio de informática forense, se extraen de forma correcta los archivos, a través de un software forense especializado para teléfonos celulares como Axiom de Magnet Forensic o Cellebrite, aplicaciones que usa un laboratorio forense como Adalid Corp, aunque se pueden utilizar apps como www.evlab.co y la versión web de https://web.whatsapp.com/ para descargar de forma segura los audios y que tengan plena validez probatoria.

Así mismo, en el laboratorio de acústica forense, para determinar si en el audio se puede analizar la firma electrónica de quien lo envía, es decir, su voz, lo más recomendable es emplear una plataforma de ordenador inteligente, utilizando el método automático de identificación y verificación biométrica, que podría comparar con bases de datos hechas a la medida, pues técnicamente un espectrógrafo no podría detectar plenamente los formantes de los archivos WMA, que tienen una pérdida considerable de compresión.

Historial de conversaciones en WhatsApp y registro de las mismas

Es importante mencionar que cada versión de la aplicación tiene altos estándares de seguridad de la información, entre ellos, el cifrado de la base de datos de conversaciones, es por ello que en un ámbito forense la documentación de la versión hallada es de suprema importancia.

En el presente caso esto no fue posible, en ninguno de los apartes del informe se menciona o confirma la instalación de la aplicación. De llegar a encontrarse instalada la aplicación en un teléfono celular marca Apple modelo iPhone la dirección electrónica donde se encuentra almacenada la base de datos del historial de conversaciones es:

/Applications/group.net.whatsapp.WhatsApp.shared/ChatStorage.sqlite. Este archivo no está disponible para el usuario y para lograr su adquisición, solo se podrá realizar por medio de técnicas de informática forense por personal calificado para ello.

Luego de la adquisición de la evidencia digital, un perito experto en laboratorio podrá visualizar la información en su formato original que técnicamente es una base de datos SQLite[1] y tiene la siguiente forma:

Ilustración: Ejemplo de una adquisición de conversación por WhatsApp en formato original.

LOS AUDIOS DE CHATS SIRVEN COMO PRUEBA JUDICIAL - www.tvnoticias.com (2)

Ilustración: Ejemplo de una adquisición de conversación por WhatsApp en formato original cumpliendo estándares internacionales.

LOS AUDIOS DE CHATS SIRVEN COMO PRUEBA JUDICIAL - www.tvnoticias.com (3)

Luego, la visualización del archivo de una sola conversación tiene la siguiente presentación (base de datos SQLite).

Ilustración: Ejemplo de una adquisición de conversación por WhatsApp en formato original.

LOS AUDIOS DE CHATS SIRVEN COMO PRUEBA JUDICIAL - www.tvnoticias.com (4)

En el anterior ejemplo se utilizaron las directrices impartidas por las normas internacionales ISO 27037:2012 e ISO 27042:2015 con la ayuda del software de informática forense de nombre UFED Physical Analyzer versión 6.1 de la empresa Cellebrite. Adalid Corp. distribuye los productos citados en este documento y los usa de manera profesional en sus laboratorios. Si usted, como el señor Andrés Felipe Castillo, tiene dudas o requiere alguna aclaración al respecto, no dude en escribirnos a info@adalid.com o ingresar a nuestra página Web http://www.adalid.com/.

*Sección patrocinada. Las opiniones aquí expuestas son responsabilidad exclusiva de Adalid Corp.

 

 

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *