SUPUESTA IDEOLOGIA DE GÉNERO EN EL ACUERDO DE FIN DEL CONFLICTO

SUPUESTA IDEOLOGIA DE GÉNERO EN EL ACUERDO DE FIN DEL CONFLICTO (1)

Por Marcelino Triana Perdomo ex-magistrado Tribunal Administrativo del Huila.

Las estadísticas señalan que de la totalidad de víctimas de la guerra, existe un número muy alto de mujeres, que por su condición, han sido doblemente víctimas. De ahí que las medidas reparadoras y demás propuestas de solución del conflicto, tienen en cuenta esta terrible y especial realidad, al igual que la de los pueblos indígenas, afros, etc. y por eso se hace alusión con frecuencia, a un: “enfoque diferencial o de género”, o a “igualdad de género”. Pero es falso que porque allí se mencionen muchas veces dichas  palabras se esté atacando la familia o que se vaya a imponer una ideología de género so pretexto de la paz, asimilando tramposamente dichas expresiones a lo que han llamado “ideología de género”.

Con esa  falsedad están tratando de envenenar la mente de los colombianos a través propaganda por RCN, las redes sociales y hasta por voz del ex-procurador. Pero el  colmo de la tergiversación y de la propaganda mentirosa, se está difundiendo  constantemente por el canal Teleamiga (que de cumplir en el pasado un papel importante en la difusión de las ideas religiosas, ahora su dueño llega, entre otras aberraciones, a la blasfemia de atreverse a: “refutar y corregir” al propio Papa Francisco), allí se dicen 10 falsas razones, para votar No en el plebiscito, y forzada y fraudulentamente se acomoda un salmo  o un pasaje del antiguo testamento, como supuesto sustento de cada mentira. Podría contraponerle tantos pasajes del libro sagrado (hijo pródigo o la oveja perdida, por ejemplo), en donde la misericordia y el perdón ocupan un lugar preponderante, pero sería caer en su propio juego sucio.

SUPUESTA IDEOLOGIA DE GÉNERO EN EL ACUERDO DE FIN DEL CONFLICTO (2)

Propala que: “1.- Votar no en el plebiscito: Para impedir que impongan a nuestros hijos, la ideología homosexual de género con el pretexto de la paz”.

 Descaradamente ya no se habla de” ideología de género”, sino “ideología homosexual de género”. Esta tergiversación es sumamente grave, porque de ahí a los atentados y crímenes del Yihadismo islámico para castigar a los “impíos occidentales”, no hay mucho trecho. Y es también, guardadas las proporciones, como si por el hecho de que los católicos rezáramos el padrenuestro y lo acompañáramos de un avemaría, o porque colocamos en un lugar muy destacado  a la virgen María, teniéndola como nuestra intermediaria para llegar a Jesús, estuviéramos introduciendo una “ideología de género” o peor aún    una” ideología homosexual de género”.

Desde la Declaración Universal de los Derecho Humanos, y aún antes de la Constitución de 1886, se proclamó la igualdad ante la ley sin distingo de raza, religión, sexo, orientación política etc., y en las legislaciones actuales se está buscado hacer efectiva la igualdad de género, especialmente en lo relativo a los derechos de la mujer: prueba de ello son las normas contra la violencia intrafamiliar; la que establece la obligación de que en las listas de candidaturas para elecciones a cuerpos colegiados se incluyan al menos un 30% de mujeres; la  Rosa Elvira Cely o del  feminicidio y la Ley Natalia Ponce de León, que  catalogan como delitos autónomos  y aumentan las penas, a los asesinatos cometidos contra mujeres en razón de su condición y a los  ataques con ácido o sustancias químicas.  Todas estas normas buscan precisamente defender a la mujer y por ende  a la familia y  de paso combatir el machismo tan arraigado todavía en los países latinoamericanos.

SUPUESTA IDEOLOGIA DE GÉNERO EN EL ACUERDO DE FIN DEL CONFLICTO (1)

No es cierto entonces que por el hecho de que las Constituciones y las legislaciones actuales del mundo consagren la no discriminación (incluso la de los homosexuales), y la protección de las minorías (afros, indígenas etc),  se esté atacando al núcleo familiar.

Es cierto que para muchos no es fácil verlos como sujetos de derechos, ni que soliciten igualdad ante la ley, pero no por ello  se puede llegar al extremismo de pensar  que cuando se mencionan las “palabras igualdad de género” o “enfoque de género o diferencial”,  se  esté haciendo referencia a ellos o haciéndoles  apología, ni que se esté entronizando una ideología de género; Cuando en verdad,  se está es fundamentalmente buscando hacer efectiva la igualdad de la mujer.

Por lo demás valdría la pena recordarle a ciertos fanáticos lo que expresó el Papa al referirse  a los  homosexuales cuando dijo: “quién soy yo para juzgarlos”.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *