IMPUNIDAD RETROACTIVA

Por Aníbal Charry González.

En un país como el nuestro avasallado por la corrupción y la violación de los derechos humanos por parte de sus gobernantes en total impunidad porque no tienen un verdadero juez que pueda procesarlos y juzgarlos, resulta un verdadero despropósito que raya con el encubrimiento, que el senador Rodrigo Lara Restrepo, bajo la manpara de buscar un supuesto interés de que la “sociedad supere sus fracturas, blinde sus instituciones y pueda trabajar para el bien común”, proponga legislar con nombre propio – en el caso del ex presidente Álvaro Uribe-, para extender retroactivamente el fuero presidencial, so capa de que judicializar a un ex presidente  implica afectar la institucionalidad.

Mientras en otros países se judicializan presidentes y ex presidentes por casos de corrupción y comisión de crímenes, demostrativo de que nadie por más encopetado que sea puede estar por encima de la ley, porque así es que debe funcionar la institucionalidad, al senador Lara Restrepo se le ocurra pretendiendo lanzarle un salvavidas a Uribe, que para proteger la institución presidencial, haya que consagrar plena impunidad con efectos retroactivos para los presidentes, porque según su ingrávido criterio, se “desacraliza la figura  y se lleva ante los estrados  y posiblemente a la cárcel también a un ex presidente de la república”, ignorando intencionalmente que precisamente lo que desacraliza y pervierte la institución presidencial en una democracia es que se puedan cometer delitos en total impunidad.

Y resulta más disparatado que se diga para sustentar semejante propuesta, que en Colombia nunca se había judicializado a un ex presidente,  y por eso considera  necesario abrir un debate para que se consagre la impunidad retroactiva, como si el hecho de que antes no se haya hecho, obedece precisamente a que el establecimiento se aseguró de que su representante en la presidencia quedara blindado por la comisión de crímenes, consagrando un fuero en manos de la clase política manipulable por el Ejecutivo para lograr su absolución en cualquier circunstancia, como ha ocurrido  vergonzosamente  en el Congreso , al cual pretende el senador Lara que se extienda el fuero presidencial en casos relacionados con el conflicto para que asuma su defensa frente a la desprestigiada y contaminada institución. Pero lo más grave de la propuesta, es el nombre propio que lleva, pues según la propia manifestación de Lara, se la mencionó a Uribe “para que buscáramos una salida a la situación que él estaba enfrentando”. Lo dicho, impunidad retroactiva en causa particular. Insólito.

Escolio. Mal síntoma que el alcalde electo, Gorky Muñoz haya anticipado la designación de la nueva gerente de las Empresas Públicas en patente reciprocidad a los apoyos políticos que recibió, en cabeza de una persona que no tiene la experiencia ni el perfil ejecutivo que se requiere para transformar esta entidad, y lo que es todavía más cuestionable, que haya hecho parte de una administración que construyó el famoso reservorio  que no representó ninguna solución para la ciudad, lo cual sugiere el comienzo del pago de la hipoteca política y de financiación de campaña en que quedan nuestros gobernantes. Quisiera equivocarme por el bien de Neiva

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *