IDEA DE CIRUJANO

Actualidad Columnista

Por Aníbal Charry González

Es la que plantea el alcalde Rodrigo Lara Sánchez, como buen cirujano de tórax que es sin duda, para tratar de resolver repentinamente como si se tratara de la extirpación quirúrgica de un tumor  el gravísimo problema de movilidad que tiene la ciudad, al proponer que no se vaya a almorzar al mediodía a la casa siguiendo la experiencia de otros países, cuando la cuestión es de proponer fórmulas creativas de buen administrador público en Cundinamarca y no en Dinamarca, para tratar de curar definitivamente un cáncer metastásico que ha tenido la ciudad de falta de planificación para su crecimiento y desarrollo, y por supuesto de la omnipresente corrupción en la construcción de obras públicas, como la del ya famoso y polémico intercambiador vial que según se dice fue adjudicado a dedo sin ninguna planificación ni estudios de factibilidad.

Y es que hay que recordarle que para eso fue que lo elegimos con la mayor votación de la historia de la ciudad: para que la transformara tratando de corregir a fondo el desorden urbanístico de la ciudad y su caótica movilidad que nos ha dejado estancados como una ciudad poco menos que intermedia, que crece desordenadamente y sin norte urbanístico meridiano, y no para que siguiera haciendo lo mismo que los demás alcaldes de aplicar maquillajes de oportunidad como lo hizo en las EPN ahora Las Ceibas, o proponer globos de ensayo como el de no ir almorzar a la casa y de movilizar al vecino cuando muchos no tienen con qué pagar el almuerzo, ni pueden transportar un parrillero como en el caso de los motociclistas por la restricción de llevarlo  en algunos sectores de la ciudad.

Lo que se requiere señor alcalde es una seria planificación de la ciudad, con un diagnóstico  del estado de las vías para hacer una verdadera proyección en su construcción, continuar otras que se han quedado a medio  hacer como la sexta W y hacer realidad el anillo vial del oriente, y pensar en un sistema integrado de transporte público cuando tenemos todas las posibilidades de hacerlo, y no echar para adelante sin ninguna propuesta creativa un sistema estratégico de transporte que como se sabe ha fracasado en todas las ciudades donde se ha implementado, como seguramente ocurrirá en esta caótica y desordenada ciudad carente además de cultura ciudadana, sin resolver el problema de la movilidad.

De ahí que no sea cierto, como se ha dicho, que el delegado del Ministerio del Transporte, Julián Salas, haya avalado la propuesta maquilladora y oportunista del alcalde Lara, pues lo que ha dicho es que es muy probable que se tenga que llegar en un lejano futuro a esa medida cuando la ciudad deje de ser una ciudad intermedia, y por lo tanto inaplicable ahora como lo pretende, proponiendo más bien otras medidas como el pico y placa, el teletrabajo, la cultura ciudadana, uso racional de las vías, el uso de parqueaderos y la utilización de un sistema integrado de transporte que por supuesto no está siquiera en el imaginario de nuestro cirujano alcalde.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *