HUELGA DE HAMBRE POR MATRÍCULA CERO

Por Eduardo Gutiérrez Árias.

Cinco estudiantes de la Universidad Surcolombiana, Humberto Perdomo, representante en el Consejo Superior Universitario, Napoleón Gómez y Katherine Daniela Díaz, miembros del Consejo Estudiantil de la carrera de Derecho. Juan Diego Castro del Consejo Estudiantil de Ciencias Políticas y Juan Diego Areiza, iniciaron el pasado miércoles 22 de julio una huelga de hambre para reclamar de los gobiernos nacional, departamental y municipales del Huila, recursos por el orden de los $13.000 millones de pesos para atender los gastos básicos de esta universidad durante los semestres 2020-II, y 2021-I. Los cálculos de las autoridades universitarias es que en los próximos dos semestres podría haber una deserción del 40% de los 13.000 estudiantes que tiene la USCO. Ante esta eventualidad, las directivas de la institución decidieron no abrir primer semestre para ninguna carrera. En mi modesto concepto los estimativos de matrículas de las USCO son muy optimistas. Incluso la proporción podría invertirse, 40% de matriculados y 60% en deserción. Debo recordar aquí, que según las estadísticas del DANE el 32.8% de los neivanos se encuentran desempleados y el 48% viven de la economía informal. Si sumamos estas dos cifras nos arroja un total del 80.8% de familias en condiciones de altísima pobreza y sólo un 19.2% con alguna estabilidad económica.

La matrícula cero la han pedido los estudiantes de todas las universidades públicas del país y ya 13 de ellas lograron establecerlo para el próximo semestre. De hecho, esto hace parte de la búsqueda de una educación gratuita para todos los jóvenes colombianos en los diferentes niveles educativos (prescolar, básica, media y universitaria), como medida conducente a la equidad social y al progreso general de la sociedad.

Una huelga de hambre es una medida de presión moral ante las autoridades que funciona en la medida en que ellas tengan adecuados niveles de sensibilidad humana y conciencia social. Entiendo que los estudiantes de la USCO hayan optado por este método de lucha en las actuales circunstancias de confinamiento por la pandemia del Covid 19 que obliga a ser muy cautelosos con todo tipo de aglomeraciones que puedan expandir el contagio y la pandemia.  Es una acción valiente que debería conmover al gobierno nacional, departamental y los municipales en el Huila, en cuyos planes de desarrollo está la educación como una prioridad, para hacer el mejor esfuerzo que permita a todos los estudiantes de la USCO matricularse y a la universidad funcionar normalmente los próximos dos semestres.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *