HAY PASAJEROS, PERO NO TRANSPORTE PÚBLICO

Actualidad Lo que hace la gente

La desolación en las terminales terrestres de todas las ciudades del territorio nacional, es fiel reflejo, de la inmovilidad de buses y busetas por las carreteras nacionales, departamentales y municipales.

Los transportadores de pasajeros colombianos, reclaman el restablecimiento de la normalidad en la movilidad nacional, para superar el hambre que padecen por la parálisis que impuso el Gobierno Nacional, como consecuencia del COVID-19.

Empresarios y transportistas, unieron sus voces para exigir el Poder Central, flexibilidad en la movilidad de buses y evitar el colapso económico que padecen desde hace más de dos meses consecutivos.

Terminal Salitre Bogotá

La apertura parsimoniosa de la actividad económica que realiza el Gobierno, no considera hasta el momento al sector trasportador.

La actividad en los terminales, afecta al grupo de comerciantes que poseen negocios en esos lugares, que por la diversidad de servicios que proporcionan, se convierte en poderoso adalid en el funcionamiento de los terminales en las ciudades del país.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *