EXPLOTAR LA FE

Actualidad Columnista

Por Aníbal Charry González

Con fines politiqueros para conculcar derechos fundamentales y de minorías como lo hace Uribe, el inquisidor Ordóñez y la miríada de pastores cristianos y no pocos curas y obispos de la mano de la camándula, es lo que pretende hacer la goda ultramontana que posa de liberal Viviane Morales en medio del silencio cómplice del Partido Liberal al cual pertenece, para insistir en un referendo discriminatorio, excluyente y palmariamente inconstitucional, con el fin de impedir que las parejas del mismo sexo y los solteros puedan adoptar niños, en contravía de lo que ya dispuso la Corte Constitucional como máximo intérprete de nuestra Carta Política.

Y es que la senadora Morales se escuda en la mayoría confesional aplastante y manipulable  que tenemos en Colombia cercana al 80% de la población que invoca como democracia, para responderle al Gobierno Nacional que se ha opuesto de la mano de la Constitución al esperpento arrasador de las minorías, lo mismo que la Procuraduría, el Ministerio de Hacienda, el de Salud, la Defensoría del Pueblo y la ONG Human Rights Watch para las Américas, que ha reiterado con razón que de llevarse a cabo el malhadado referendo sería un acto de discriminación y un retroceso para el país en materia de derechos humanos, que además costaría $280.000 millones de pesos  que bien se podrían utilizar en atender tanta necesidad básica de millones de colombianos.

Que la senadora “liberal” Morales  con propósitos mezquinos de explotación de la fe y amparada en la recolección de 2 millones de firmas de fanatismo marginador, en compañía del Centro Democrático y el Partido Conservador -como que su presidente Hernán Andrade ha expresado públicamente su respaldo al esperpento antidemocrático-, pretendan dejar en letra muerta nuestra Carta Política tratando de arrasar con los derechos humanos como si estuviéramos en una teocracia, vaya y venga; pero que el Partido Liberal no se haya pronunciado enfáticamente en contra de este absurdo antiliberal expulsando además de sus filas  a la senadora de marras que debía estar en las huestes donde milita el inquisidor Ordóñez, solo se entiende por las mismas razones politiqueras que embozadamente se invocan para impulsarlo.

Y es que de aprobarse en el Congreso la ley que convoca el referendo devastador de los derechos de las minorías no solo sería inconstitucional, sino un ejercicio absolutamente estéril, porque no sería posible realizarlo al no pasar el examen de constitucionalidad previo ante la Corte Constitucional por haber dicho ya la última palabra sobre el tema como máxima guardiana de la Carta Política por voluntad del constituyente primario, y por supuesto, por violar el espíritu mismo de nuestro Estado social y democrático de derecho.

ESCOLIO. Que imaginación creadora la de los organizadores de las fiestas sampedrinas al suspender el tradicional desfile acuático sobre el río Magdalena en la primera ciudad capital que  atraviesa pretextando razones ambientales, cuando no hemos sido capaces de construir en 10 años haciendo fraude a una sentencia judicial, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales para impedir de verdad su contaminación. No sabe uno si reír o llorar por su incompetencia.

 

 

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *