ES URGENTE MEJORAR LA CALIDAD EDUCATIVA EN COLOMBIA

Actualidad

De izquierda a derecha: Gabriel Sánchez Zinny, economista experto en educación; Cecilia María Vélez, rectora de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y exministra de educación; Manuel José Carvajal, ex vicepresidente de innovación del Grupo Carvajal; Luis Enrique García de Brigard, viceministro de Educación.

 

Datos que preocupan:

 “Por cada 10 estudiantes que entran a primaria, 5 se gradúan de secundaria, 2 entran a la universidad, y solo 1 se gradúa de la universidad”

“40% de estudiantes abandonan sus estudios porque no sienten que sus estudios sean útiles y aplicables para sus carreras profesionales.”

“La OCDE  estima que más del 16% de la población entre los 15 -24 estará en la categoría de “no empleado, no estudiando, no en entrenamiento” –Generación NIS NIS”- y la situación es peor en América Latina.”

EL ANÁLISIS

Durante el conversatorio “La Educación, factor clave en el desarrollo del país” celebrado en el marco de la asamblea de la Asociación de Fundaciones Empresariales, AFE, Gabriel Sánchez Zinny, economista y experto en temas de mejoramiento de la calidad de la educación, lideró junto con la actual rectora de la U. Jorge Tadeo Lozano el debate alrededor de las exigencias en educación para el desarrollo económico.

En la discusión, que analizó las nuevas demandas del sistema productivo, Sánchez Zinny destacó la necesidad de redoblar esfuerzos para mejorar la calidad educativa, y no solo el acceso a la escolarización.

Para el economista argentino, lograr mayores recursos invertidos en educación no se traducen necesariamente en mejor calidad de la educación. La mejora en la calidad no viene del sector público en exclusivo, sino en  enseñar nuevas formas de pensar: “la tecnología está demandando una forma diferente de enseñar y de relacionarse con los alumnos”, resalta el experto. El Gobierno debe fortalecer su rol de facilitador: articular todos los jugadores: desde los empresarios, los padres de familia, pasando por la sociedad civil, con el fin de desarrollar coaliciones de cambio, expandir prácticas innovadoras y producir un impacto tangible.

La rectora de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y ex ministra de educación, Cecilia María Vélez, manifestó que “resulta indispensable un cambio en la forma de pensar el sistema educativo para valorar las competencias adquiridas por encima de los contenidos presentados a los estudiantes. Ese salto supone la diferencia entre quedarse en la teoría y escalar a una formación integral para la práctica”.

Por su parte, Carvajal de Roux, quien se desempeñó como vicepresidente de innovación del Grupo Carvajal resaltó que en un mundo con alrededor de 6.000 millones de teléfonos celulares, debería pensarse en una articulación más efectiva entre la educación y la tecnología, sin suponer que el simple acceso a dispositivos resulta en mejor calidad, sino entendiendo que esto requiere de un acompañamiento que permita aprovechar al máximo este potencial.

Sánchez Zinny enfatizó en la necesidad de que el esfuerzo no sea unilateral, ni solo de actores tradicionales. Desde su punto de vista, el sector privado puede darle un nuevo aire a la filantropía y a la inversión de riesgo en modelos innovadores de aprendizaje y enseñanza. Resaltó la desconexión entre la oferta escolar y la demanda del mercado, enfatizando en que hoy en día la competencia es por el talento universal y por lograr imponer nuevos modelos y nuevos actores, especialmente desde el sector privado, con acciones novedosas.

En ese sentido, las fundaciones, y en el caso de la AFE, las fundaciones de origen familiar y  empresarial, adquieren una responsabilidad estratégica en este proceso, dentro del cual tienen la capacidad de transformar el panorama con soluciones innovadoras. De las 57 fundaciones pertenecientes a la AFE, el 65% trabaja en educación, lo cual implica que es una prioridad para el sector de la inversión social privada de Colombia

Adicional al conversatorio, se realizó el lanzamiento en español del libro de Sánchez Zinny “Educación 3.0: la batalla por el talento en América Latina”. En este, el autor refuerza la idea de que el sistema educativo debe cambiar, debe transformarse hacía el concepto de Educación 3.0, donde lo importante es más calidad que acceso y por ende mayor innovación. En su libro muestra cifras alarmantes sobre la educación en la región.

Likes(0)Dislikes(0)