EMBOLATADA SESIÓN DEL CONTRATO, NEIVA, PITALITO, MOCOA, SANTANA

Actualidad Política

Cumplidos 4 años de la asignación del contrato 4G para ampliar rectificar y pavimentar la carretera Neiva – Pitalito – Mocoa – Santana, continúa incierta la ejecución por parte de los Olarte, que concretaron consorcio con la firma Aliadas para el progreso, y se responsabilizaron de la obra ilusión de los huilenses.

Los más destacados voceros oficiales, encabezados por el Señor Presidente de la República, Iván duque Márquez, insisten desde hace año y medio, en el comienzo de los trabajaos, pero se abstienen de indicar la verdad, que también por conveniencia, ocultan todos los líderes políticos del Huila.

El endulzante más reciente, la sesión del contrato que también en cierra un misterio: “el monto que exigen Los Olarte, para permitir esa sesión”.

El tiempo pasa y la ilusión de los huilenses, se convierte en una esperanza que bien podría alcanzar las próximas 4 campañas presidenciales y al congreso de la República.

UN APORTE

El periodista Melquisedec Torres Rojas, en publicación en su Facebook, precisa detalles sobre la sesión, que permiten ampliar la visión sobre el oscuro panorama de un anunció “oficial” atendido por crédulos opitas azuzados por la polarización de intereses que no les pertenecen.

Torres Rojas puntualiza:

Documento confidencial

Documento confidencial Atentos. La cesión del contrato de la 4G Neiva- Pitalito – Mocoa – Santana sigue embolatada. Los chinos tienen la intención pero hasta ahora nada se concreta. Aunque aseguran en carta oficial que ya tienen la financiación, advierten que todo sigue sujeto a nuevos análisis internos del negocio.

A pesar de que la ANI aseguró que a final de este agosto se haría el traspaso del negocio de Aliadas (los Solarte) a la empresa China Construction America (CCA), he conocido un documento confidencial enviado por Dawei Wang, presidente para Suramérica de la CCA a la Ministra de Transporte y al presidente de la ANI en el que informan que siguen interesados en el proyecto, al igual que en la vía Santander de Quilichao – Popayán, pero que la emergencia por Covid, las restricciones para viajar, impide avanzar en los trámites y la negociación. Y que la documentación inicial que enviaron, a comienzos de año, puede haber perdido vigencia.

La buena noticia, aparentemente, es que informan los chinos que ya tienen la financiación bancaria internacional para asumir el contrato de Neiva – Santana. Pero, a renglón seguido, le piden la Ministra y a la ANI que todavía no fijen fechas para que el equipo de CCA esté en Colombia concretando el negocio, que vale $3 billones. Y que su compromiso de emprender las transacciones está sujeto a una conclusión satisfactoria a su proceso de debida diligencia (Due Diligence, es decir la investigación previa que hacen las compañías cuando están frente a un negocio grande como este). Lo cual indica que, contrario a lo dicho por la ANI y la Ministra en público, en privado los chinos no tienen claro aún si se meten o no.

*La China Construction America CCA, según la misma carta, es una compañía de construcción que fue establecida en Estados Unidos en 1985, subsidiaria de propiedad absoluta de China State Construction Engineering Corporation, que es la compañía .

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *