¡EL HUILA EXIGE ACUERDOS YA!

Actualidad Columnista

Por Carlos Tobar

Mañana es un día especial para los neivanos y los huilenses: todos tenemos el compromiso y la obligación de ponernos la camiseta blanca y salir a la gran concentración del parque Santander, para exigir que los acuerdos del gobierno con las FARC, se formalicen ya. Desde todos los puntos cardinales de la ciudad, de todas las comunas, de cada barrio, de cada empresa, de cada negocio, de cada escuela o colegio, de cada casa…, en fin todos los neivanos raizales o por adopción, así como, de los municipios vecinos nos movilizaremos para hacer sentir nuestra voz, el anhelo para que encontremos un camino que permita acabar con esta confrontación violenta que tantos muertos, heridos, discapacitados, desplazados, huérfanos…, ha dejado. Lo peor, sin ningún resultado favorable para nadie. Todos, hemos perdido. Ya sea porque alguno de nuestros seres queridos sufrió los vejámenes de la guerra, o porque el esfuerzo y las riquezas nacionales que debieron dedicarse a labrar un futuro próspero para Colombia, se quemaron inútilmente.

La responsabilidad de lograr ese acuerdo, está en manos de las élites que han gobernado al país, durante décadas interminables. Especialmente, de sus cabezas más visibles hoy, el presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe Vélez. Ellos y solo ellos serán responsables del camino inmediato que tome la nación. No pueden eludir, con ninguna disculpa ni justificación, la tarea de desarmar a las FARC y al ELN. Unas fuerzas que se armaron bajo el supuesto de ‘liberar’ a los colombianos de la opresión y que, de manera desafortunada, terminaron cometiendo los peores crímenes contra la sociedad. Todo eso es cierto. Cómo también lo es que, desde las fuerzas armadas institucionales, se apeló a métodos inaceptables, que lindan con tipologías del código penal; muchas veces instigados por la dirigencia política gubernamental, empresarial y con vínculos estrechos con la propiedad de la tierra.

EL HUILA EXIGE ACUERDOS YA

Ese torbellino de violencias cruzadas, que recibieron sin excepción  el influjo tenebroso de los dineros del narcotráfico, debe ser detenido.  El país entero está hastiado de la barbarie. Quiere que las diferencias sociales, o políticas, o económicas…, las superemos utilizando las vías de la civilidad. Que apelemos a la razón y no a la violencia. Ese es el reto que tienen Santos y Uribe. Si se han puesto de acuerdo en casi todo, especialmente en la instauración de un modelo económico de desarrollo que tiene al país en dificultades, sin discrepancias sustanciales reconocidas, es imperativo que en un tema en el que todos tenemos interés, como el desarme de las fuerzas guerrilleras, encuentren una solución satisfactoria para los dos bandos de la élite política y económica, y para las FARC y el ELN; quienes también tienen un alto grado de responsabilidad en la encrucijada que vivimos.

La marcha de mañana, que esperamos comprometa a la inmensa mayoría de los ciudadanos neivanos y huilenses, de forma tal que salgan a caminar y hacer oír sus voces, debe ser un hito en la historia reciente de nuestro terruño. Todos a exigir: ¡acuerdos ya!

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *