DEGRADACIÓN IMPRESIONANTE

La diferencia entre Periodista y Medio de Comunicación, es clara, concreta y precisa, y no permite tergiversación ni ocasión para sindicaciones o comprometer la dignidad y la integridad de quienes ejercen el Periodismo.
El ejercicio periodístico lo ejercen personas, que ostentan la credibilidad como estandarte, detestan la mentira y rechazan la tergiversación como argumento informativo.

El Medio de Comunicación, es una empresa y por consiguiente, no todo lo que muestra, es noticia (Hecho cierto acaecido en la sociedad) también registra anuncios publicitarios y comentarios personales (Columnistas)
El desarrollo de las Comunicaciones, trajo consigo Las Redes Sociales, empleadas generalmente por personas del común, para expresar sus puntos de vista, referirse, con responsabilidad o sin ella, a personas u organizaciones y, por qué no decirlo, haciéndose pasar por “Periodistas” sin ningún tipo de preparación académica, actuando sin respeto profesional, sin Ética y sin Moral.

Es posible, que como toda enfermedad, haya afectado a Los Periodistas y debe ser atendida para erradicar e impedir la muerte de los pacientes.
Argemiro Artunduaga, esboza situación concreta, en Pitalito Huila, y solicita la intervención de especialista, para erradicar la enfermedad.

«Me uno al sentimiento de decepción de muchos laboyanos con respecto a los medios «informativos» locales que tenemos, sean digitales, audiovisuales o impresos. La seriedad de la información suministrada por estos medios en muchas ocasiones están amañadas y enfocadas en lo que les conviene, o pagan para hacer quedar bien a alguien. Ahora en campañas se ha visto que estos medios parecen «viejas de barrio» que solo postean el chisme que oyeron o le contaron, avivando la «llama» del amarillismo, del escándalo mal narrado, donde exageran cualquier comentario dicho por el uno o el otro. Ahora solo vemos «noticias» de que fulano dijo y el otro respondió, y ante el descontento de la falta de veracidad en sus notas, tienen el descaro de defenderse con el argumento de que ellos «publican lo que las campañas les envían», y si dicen entonces que son la reencarnación de Cristo ¿eso mismo publican? y ¿para cuándo la investigación, la veracidad, el periodismo? o ¿son solo tabloides donde con el dinero suficiente cualquiera opina y dice lo que quiere sin importar si es verdad o mentira?, luego se refugian en el peor argumento, que uno al no ser periodista no se les puede cuestionar, entonces ¿no cuestionamos al gobierno por no ser politólogos, o no podemos hablar sobre la Tierra por no ser geólogos, o hablar de viajes en el espacio por no ser astrónomos, o nadie hablar de fútbol, ni ellos mismos, por no ser entrenadores? en vez de buscar excusas «chimbas» como dice Vargas Lleras. Solo queremos que hagan periodismo de verdad, corroboren la información, investiguen y no publiquen y exageren «noticias» que no son más que chismes que escucharon por ahí, para que algún día Pitalito tenga un medio periodístico digno como la revista Semana, El Espectador, La silla Vacía, etc.»

Comentario del ciudadano Argemiro Artunduaga en Facebook

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *