CUESTIÓN DE VOLUNTAD

Actualidad Columnista

Tomado de New York Time

La corrupción y el sida son dos flagelos que le han costado mucho al mundo en las últimas décadas.

La corrupción corroe el tejido social, rompe la confianza en los líderes y estanca el desarrollo de los países; el sida, a pesar de sendos avances, todavía es una amenaza a la salud pública.

Aunque a primera vista la corrupción y el sida parecen pertenecer a esferas distintas, nuestro Comité Editorial opina lo contrario. Hoy la solución para ambos problemas tiene la misma raíz: para combatir tanto el sida como la corrupción es indispensable una sociedad activa que esté dispuesta a exigir cambios.

Solo así los líderes políticos se verán obligados a rendir cuentas, a promover la transparencia y asegurar la financiación de proyectos pensados para el bien común.

En otras palabras, combatir estos flagelos ni es imposible ni es tarea de unos cuantos. La solución está en las manos de todos.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

1 thought on “CUESTIÓN DE VOLUNTAD

  1. I just want to mention I am new to weblog and definitely loved this website. Probably I’m going to bookmark your site . You certainly come with exceptional article content. Regards for revealing your webpage.

    Likes(0)Dislikes(0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *