CÓMO AUMENTAR IMPUNEMENTE LAS TARIFAS DE AGUA POTABLE

Actualidad Columnista

Por Carlos Tobar

…y no morir en el intento. Aprovechando el período de sequía extrema, el llamado fenómeno de El Niño que durante los últimos 10 meses asoló el territorio nacional, el gobierno central a través de la CRA –Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico– se ingenió un mecanismo sutil y hábil para aumentar las tarifas de agua. Arguyendo qué la escasez de ese líquido vital es una amenaza para los ciudadanos y que en todos los municipios se corre el riesgo de desabastecimiento de agua, expidió la resolución N° 750 de 2016, que establece los topes de consumo para los servicios públicos domiciliarios de acueducto y alcantarillado, en función de la altitud sobre el nivel del mar de la ciudad o municipio respectivo. En esta resolución se establecen tres rangos de altitud así: ciudades y municipios por encima de los 2000 metros sobre el nivel del mar; entre los 2000 y los 1000 metros y, por debajo de los 1000 metros. Para cada uno de esos rangos se establecieron los topes máximos de consumo básico, complementario y suntuario así: para más de 2000 metros, 11 metros cúbicos de consumo básico y 11 metros cúbicos de consumo complementario; por encima de 22 metros cúbicos se considerará consumo suntuario. Para ciudades y municipios entre 1000 y 2000 metros: 13 metros cúbicos de consumo básico y 13 metros de consumo complementario; por encima de 26 metros cúbicos se considerará consumo suntuario. Para ciudades por debajo de los 1000 metros (caso Neiva), 16 metros cúbicos de consumo básico y 16 metros cúbicos de consumo complementario; por encima de 32 metros cúbicos se considerará consumo suntuario. Para llegar a estos estándares se diseñó una etapa de transición de dos años.

Digamos que en principio nadie está en contra de racionalizar el consumo de agua potable, pero el veneno de la medida está en que en la reducción del consumo básico –especialmente para los estratos 1,2 y 3, al reducir el volumen máximo se baja automáticamente el monto del subsidio que reciben, así como, para todos los estratos los consumos suntuarios se pagarán al doble por metro cúbico, que son ambas formas de subir las tarifas que pagamos los usuarios.

Además, en Neiva, por razón de la alta ineficiencia de la empresa prestadora del servicio, la tarifa del metro cúbico de agua está por encima de los $1000, un monto escandaloso si se compara con los estándares del Banco Mundial estima tarifas que para ciudades intermedias como la nuestra, con densidades altas de población, es decir entre 9.000 y 10.000 habitantes por kilómetro cuadrado, deberían oscilar entre 0,07 y 0,08 dólares por metro cúbico, que convertidos a pesos colombianos serían entre 230 y 260 pesos. Supongamos que por la ineficiencia, sobre todo, las pérdidas de agua contabilizada superiores al 60%, se dupliquen los costos, lo que ya es grave, pero cuadruplicar ese valor indica que otros costos, posiblemente administrativos y de corrupción los estamos pagando los usuarios.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

1 thought on “CÓMO AUMENTAR IMPUNEMENTE LAS TARIFAS DE AGUA POTABLE

  1. I just want to mention I am newbie to blogging and site-building and actually loved you're web site. Almost certainly I’m want to bookmark your blog post . You certainly come with awesome articles. Bless you for revealing your blog.

    Likes(0)Dislikes(0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *