COLAPSO DEL SISTEMA PENAL

Actualidad Columnista

Por Aníbal Charry González

El fiscal general Néstor Humberto Martínez, en medio del mayor escándalo de corrupción en la entidad que dirige con la captura del flamante exjefe de la Unidad Anticorrupción por corrupto, ha dicho en la celebración de los 25 años de la Fiscalía, que el sistema penal acusatorio se encuentra virtualmente colapsado, que es lo mismo que decir inutilizado e inservible, lo cual sabemos desde hace rato sin que haya la más mínima intención de buscar las soluciones inmediatas que reclama para “recuperar la eficacia del sistema”, que valga anotar no se trata de recuperar porque desde que nació no ha podido ser eficiente, sencillamente porque se importó sin fórmula de juicio un sistema foráneo que no podía funcionar en Colombia porque desconocía su idiosincrasia criminal, además de haberlo desfigurado de acuerdo a su esencia, y para colmo de males comenzó a funcionar en medio de la incompetencia e improvisación de los encargados de aplicarlo y de la sempiterna precariedad económica de la justicia.

El panorama no puede ser más desolador: cada 2 meses  el rezago de la justicia crece un 10%, porque existen más de 112.000 audiencias represadas y la capacidad del sistema para evacuarlas es prácticamente nula, como que la congestión en los juzgados es de tal magnitud que de casi 16.000 personas que han aceptado cargos, no ha sido posible que un juez haya dictado sentencia en su contra, porque muchos de esos casos llevan entre 2 y 5 años esperando un fallo y los otros entre 5 y 10 años sin resolver. No en vano de cada 10 asesinatos 8 se quedan en la impunidad. Si esto sucede con los casos de aceptación de cargos donde se supone que la justicia debía ser expedita, ya nos podemos imaginar que en los casos donde no hay aceptación de cargos nunca serán resueltos, generándose la mayor impunidad de la mano, como lo estamos viendo, de una justicia corrupta que favorece a los criminales, pues mandan a los gatos a cuidar la carne, como el fiscal anticorrupción de marras y los magistrados y jueces del Meta tarifando la libertad de los más peligrosos delincuentes.

Mejor dicho, más que colapsada la justicia está llevada del que sabemos en medio de la espiral de criminalidad que se incrementa porque simplemente, como se ha dicho, la impunidad es la gran estimuladora del delito. Y si le agregamos que la solución que siempre hemos adoptado frente a  la congestión de la justicia  es aprobar excarcelaciones masivas como ocurrió recientemente, lo que puede esperar el fiscal de su alerta, es que el Estado secularmente improvidente en la materia, expida otra ley  para no volver a encarcelar a nadie y entonces nos tocará a los ciudadanos meternos voluntariamente a las cárceles para defendernos de los criminales. Uno no entiende cómo es que algunos que se oponen con perfidia a la JEP, todavía insisten en sostener que esta justicia ordinaria totalmente colapsada estaba en condiciones de administrarla a los involucrados en el conflicto armado que por fortuna terminamos. Con esta justicia que tenemos, sálvese quien pueda.

Likes(0)Dislikes(0)

Comments

1 thought on “COLAPSO DEL SISTEMA PENAL

  1. Me acabas de abrir los ojos. Sin lugar a dudas la información que das barre a la de los grandes medios. Ya está bien de mentiras! Hay que empezar a contar la verdad.

    Likes(0)Dislikes(0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *